Hasta 70% de la población sufre la “cuesta de enero”

Francisco Durán, profesor de economía del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas recomendó guardar un poco de dinero para atender los compromisos ineludibles de enero, como ...

Guadalajara

El especialista Juan Francisco Durán González indicó que de 50 a 70 por ciento de la población llega a sufrir la “cuesta de enero” porque se excede en sus gastos y adquiere compromisos que después tiene que pagar en enero.

El profesor de economía del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) agregó que es un periodo difícil para muchas personas y familias.

“Se viene de un periodo de cierta abundancia como es diciembre y los emolumentos que se reciben hacen que la gente esté momentáneamente feliz, pero después se vuelve difícil para sufragar los gastos de inicio de año”, afirmó.

Señaló que “se conjuga con un periodo en el que hay afectos, esto es que la gente regala lo más que puede, lo cual complica la situación porque se gasta de más en afán de congraciarse con sus seres queridos, y esto después dificulta el arranque del siguiente año”.

Puntualizó que la gente que recibe en este periodo de diciembre poco más de lo habitual, “debe de cumplir primero con los compromisos que ya tiene para que no le afecten en enero”.

Recomendó guardar un poco de dinero para atender los compromisos ineludibles del mes de enero, “como pagar predial, el refrendo, el agua, etcétera, y disponer sólo de lo que sobre”.

Exhortó a la ciudadanía a ser cautos con el dinero, “porque una vez que no se pagan los compromisos cuesta más caro, tanto en las actividades de gobierno como en las comerciales hay recargos y entonces la ‘cuesta de enero’ sale más cara”.

Resaltó que las tiendas comerciales ofrecen productos con pagos hasta enero o febrero, “y eso de posponer los pagos va en el precio, es decir el costo financiero al fin y al cabo lo paga el consumidor, entonces esto encarece el ritmo de vida”.

“Además hay que considerar los aumentos naturales que sufren impuestos, así como los pagos del agua, del predial, de la gasolina, etc.”, advirtió.

Comentó que el Buen Fin “lo único que hace es adelantar las compras de diciembre para algunas cosas de consumo duradero, pero la Navidad no se puede evadir, es decir, hay que contemplar gastos”.

“El Buen Fin sólo adelantó las compras de diciembre para algunas personas que están en condiciones de hacerlo, que tiene libre una línea de crédito en la tienda departamental o en la tarjeta de crédito, pero que ahora a partir de diciembre y enero tendrán que pagarlo”.

Invitó a la ciudadanía a hacer compras inteligentes, “a que le saquen el mejor provecho a cada peso que gasten”.