Castigan a Miramar vientos de 100 km/h

La marejada en los mil 150 metros de playa certificada causó lagunas en zonas de arena, se dañaron torres salvavidas y regresó la palizada, reportó Protección Civil.
Trabajarán a marchas forzadas para arreglar el sitio turístico.
Trabajarán a marchas forzadas para arreglar el sitio turístico. (Jesús Jiménez)

Madero

El frente frío 50 que impactó a la zona sur de Tamaulipas afectó la infraestructura turística de playa Miramar en Ciudad Madero, específicamente en el derrumbe de instalaciones de madera, palapas destruidas, palizada y daños en la obra del corredor turístico “La Barra”.

Un recorrido efectuado por el máximo paseo turístico de la zona sur de Tamaulipas constató las afectaciones causadas por los vientos del frente frío, los cuales superaron los 100 kilómetros por hora en esta zona, según el reporte de Roberto Chávez Ortega, director de Protección Civil en la urbe petrolera.

En los mil 150 metros de playa certificada la marejada provocó que se formaran lagunas en zona de palapas y arena, además de que se cayeron anuncios, contenedores de basura e incluso se desgarraron las banderas negras de las torres salvavidas.

En playa norte, que se encuentra por la glorieta de los delfines, la mayor afectación fue por enormes troncos, palizada y el exceso de sargazo que invadió la playa, así como la zona delineada por las palapas y sillas de madera.

Por el perímetro del bulevar costero las instalaciones de madera destinadas a la venta de alcohol y algunos otros productos, sucumbieron ante las fuertes ráfagas de viento, además, de que la arena invadió los estacionamientos y el bulevar.

La obra del corredor turístico “La Barra”, que se ubica en playa sur en la zona de la Escolleras, la fuerza del viento tumbó la decoración de la infraestructura turística que este día será inaugurada por el gobernador, específicamente los “veleros” de tela que forman para de la vista de la obra.

Por su parte el Secretario General de la Unión de Palaperos, Margarito Hernández Tovar, informó que de las 6 mil palapas instaladas por la playa sufrió daño el 30 por ciento, lo que equivale a mil 800 construcciones de palma. 

Dijo que si se contempla las mil 800 palapas afectadas y los 2 mil 500 pesos que se invierten para realizar una nueva, se habla de pérdidas que oscilan entre 4.5 millones de pesos que se distribuyen entre los 45 concesionarios de playa que existen.

“Esto también son pérdidas porque son pagos extraordinarios y hasta el fin de semana pasado no hemos tenido un fin de semana corrido de venta, ya que decir que el sábado y domingo estuvimos bien los dos días -en cuanto a buen clima-, pues no hemos tenido. Estamos sin dinero, por ejemplo yo saqué un préstamo de 20 mil pesos para poder comprar las cosas que nos hacen falta para el negocio”, declaró el representante de los palaperos.

Protección Civil indicó que apoyarían a los palaperos afectados, mediante un proyecto emergente con el área de limpieza, pues hay que estructurar todo lo que se había instalado en Miramar, por lo cual seguirán al pendiente.

“Lo que estamos viendo desde muy temprano, es que el alcalde (Esdras Romero Vega) giró instrucciones a Obras Públicas, con el fin de ver la posibilidad de unir esfuerzos de todo el personal para mejorar y sobre todo coordinarnos muy bien”, recalcó el funcionario en protección.