Arranca en 2016 plan piloto para movilidad escolar

La Semadet establecerá en seis escuelas un esquema para reducir emisiones de cuyo éxito depende resolver el grave problema de movilidad y contaminación que los horarios de escuela ocasionan.

Guadalajara

Mejorar la calidad del aire pasa por una movilidad ágil y eficiente, lo cual se complica en las "horas pico", cuando cientos de miles de estudiantes de la ciudad se movilizan hacia o desde sus planteles escolares. La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) ya ha diseñado un proyecto piloto de cuyo éxito depende lograrlo.

Hoy se presentó ese esquema como "parte de la estrategia para mejorar la calidad del aire y mitigar la emisión de gases de efecto invernadero" en la ciudad.

“Estamos estimando que el 20 por ciento de los 10 millones de viajes diarios están asociados a la movilidad escolar, es decir somos padres de familia que estamos moviendo a nuestros hijos. Este dato es significativo porque si se fijan  estamos atacando un sector muy puntual que genera una quinta parte de lo que son los viajes en el área metropolitana de Guadalajara”, informó la titular de la Semadet.

En gran medida, "el éxito de la implementación del referido programa dependerá de la participación ciudadana, para lo cual hemos trabajado coordinadamente con el Centro Mario Molina, y las secretarías de Educación Jalisco (SEJ) y de Movilidad (Semov), además de asociaciones civiles, universidades  y sociedades de padres de familia de algunos centros escolares".

Los vehículos particulares son responsables de más del 90 por ciento de las emisiones contaminantes a la atmósfera. "Adicionalmente se tiene detectado que en Jalisco el sector transporte es el responsable del 25 por ciento  de las emisiones de gases efecto invernadero", responsables directos del cambio climático.

El estudio de movilidad escolar prevé arrancar con seis escuelas piloto públicas y privadas de educación básica de diferentes condiciones socioeconómicas y "con ubicación representativamente conflictiva". La estrategia comprende beneficios como reducción de tráfico, reducción de tiempos de desplazamiento, disminución en la probabilidad de sufrir enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire, reducción en los gastos en salud, mejor calidad de vida, promoción de patrones de movilidad sustentables y mayor competitividad urbana.  

"Para establecer la línea base y poder medir las mejoras en la calidad del aire actualmente se está trabajando con un sensor remoto para realizar mediciones en diez puntos del AMG, de los cuales en ocho de ellos se recaban datos del parque vehicular y en dos de ellos se medirán las emisiones de los autobuses que prestan servicio de transporte escolar. El objetivo es recabar entre 45 y 50 mil mediciones"; estas acciones iniciaron desde el 2 de noviembre del presente año.

Para implementar el proyecto, a partir del 13 de octubre de este año se llevó a cabo un taller con autoridades escolares, padres de familia y servidores públicos para acordar las distintas estrategias de movilidad escolar que permitan reducir el impacto ambiental y el conflicto vial, puntualizó Ruiz Mejía.