Carece de congruencia Plan de Desarrollo Urbano de García

El documento no tiene compatibilidad con el Reglamento de Zonificación y Uso de Suelo, advierte abogado.

García

Un grupo de habitantes del municipio de García señaló que existen incongruencias entre el Plan de Desarrollo Urbano y el Reglamento de Zonificación y Uso de Suelo de ese municipio. El primero aprueba el uso de suelo habitacional en el casco histórico municipal, mientras el segundo permite uso de suelo comercial.

Al percatarse de esta situación, y otras que aquejan a García, Jesús Amado Garza Rivera convocó a los ciudadanos a una consulta popular del Plan de Desarrollo Urbano ya que cuando se realizó ésta en el 2013, no se realizó dicha consulta como lo establecen los lineamientos.

“Existe un total desorden urbano en el casco histórico del municipio por los usos de suelo. Por un lado, el Plan de Desarrollo Urbano dice que solo puede haber uso habitacional, pero el reglamento municipal permite el uso de suelo comercial.

Queremos evitar que se instalen aquí negocios como table dance, antros, cantinas, bares, casinos… Esto se puede convertir en un Barrio Antiguo, y no queremos que eso pase aquí”, explicó Garza Rivera en entrevista con MILENIO Monterrey.

En su facultad de abogado, Garza Rivera estaría buscando que las autoridades municipales den marcha atrás a los permisos que se han entregado en los últimos años para la construcción de fraccionamientos y la llegada de comercios que podrían afectar a la imagen de García.

“El Plan de Desarrollo municipal y el reglamento son completamente contradictorios”, aseguró.

En el Reglamento de uso urbano, publicado en el Periódico Oficial del Estado el 24 de mayo del 2013 se establece que el Centro Histórico es el área más antigua del municipio y conforma una zona patrimonial con edificios de más de 100 años de antigüedad y un aspecto que es deseable salvaguardar.

“El Ayuntamiento vigilará y aplicará el Reglamento de la Declaración de Protección, Preservación y Fortalecimiento del Centro Histórico de García, Nuevo León, relativo a la protección y conservación de dicha zona; así como adecuar la imagen urbana de los edificios contemporáneos que la integran”.

“En el área denominada Centro Histórico se construirán edificaciones con fachadas y anuncios que respeten los estilos de la arquitectura típica del Noreste de fines del siglo pasado”.

Además, “el uso de suelo predominante será el Habitacional, dado el alto porcentaje de viviendas existentes y el deseo de los vecinos residentes de conservar sus valores tradicionales, los usos permisibles deberán ser de muy bajo impacto y poca afluencia vehicular”.

Sin embargo, ahí mismo se aprueba que la Calle Hidalgo y la Calle Morelos (ambas del centro histórico) sean consideradas parte del corredor comercial. Esto demostraría una incongruencia con el Plan de Desarrollo Urbano aprobado que establece que la Calle Hidalgo y la Calle Morelos son parte del “corredor urbano Residencial”.

Además, en los últimos 3 años se ha aprobado de manera desmedida una gran cantidad de fraccionamientos, que además carecen de los lineamientos básicos para garantizar una vivienda adecuada. Son demasiado pequeños, se encuentran a escasos metros de las vías del tren, y no cuentan con luminaria ni drenaje.

“No cuentan con la infraestructura urbana; no tienen servicios de alumbrado público, no cuentan con calles debidamente pavimentadas, no cuentan con escuelas, no tienen hospitales, no hay clínicas, es un grave problema. Están autorizando la venta de casas habitación sin estar completa la infraestructura urbana”.

Se trata de una violación a los derechos humanos de los ciudadanos, recalcó.

Cabe señalar que Garza Rivera y el grupo de ciudadanos que lo acompañaron, hicieron un llamado a las autoridades municipales para que acudieran a dicha consulta pública, la cual desairaron.

Ambas cartas, dirigidas tanto al presidente municipal Jesús Hernández Martínez, y a los integrantes del Cabildo se puede leer que, efectivamente, se hizo un llamado a las autoridades para remediar estas situaciones, como se pudo constatar en copias de éstas que se le hicieron llegar a MILENIO Monterrey.