Prometen el Centro Histórico “más bonito de México”

En la próxima semana someterán a aprobación del Pleno al nuevo reglamento para la instalación del comercio en espacios abiertos.
El alcalde Enrique Alfaro sostuvo ayer una reunión con locatarios del Mercado Corona donde los ánimos se calentaron.
El alcalde Enrique Alfaro sostuvo ayer una reunión con locatarios del Mercado Corona donde los ánimos se calentaron. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Ordenar, limpiar y brindar seguridad al corazón de la capital del estado es el plan del alcalde Enrique Alfaro Ramírez, para convertir el Centro Histórico de Guadalajara en el "más bonito de México"; en una semana presentarán el reglamento para ordenar el ambulantaje.

Un polígono que comprenderá 90 hectáreas y que correrá desde El Santuario hasta las Nueve Esquinas en el sentido norte a sur, y del Ex Convento del Carmen al Hospicio Cabañas de poniente a oriente, será el objeto de una primera intervención urbana a la que será sometida la ciudad durante la gestión del pemecista.

El proyecto para el Centro, que será el primero de nueve polígonos a intervenir en la metrópoli, consiste en poner orden en el tema del ambulantaje, reactivar el primer cuadro de la ciudad, recuperar espacios, y generar las condiciones necesarias para impulsarlo como el eje de la actividad económica en Guadalajara. El Ayuntamiento presentará el miércoles 14 de octubre próximo el nuevo reglamento que fungirá como órgano rector del reordenamiento comercial.

Esta norma será puesta a la aprobación del Pleno en la próxima sesión de ayuntamiento. Al respecto, el primer edil explicó que no desaparecerá el ambulantaje, una actividad que ha surgido por la necesidad laboral de quienes lo ejercen.

"No podemos borrar una realidad de este tipo y en eso coincidimos con la Cámara de Comercio", señaló el alcalde de Guadalajara.

Dicho reglamento establecerá cuáles serán los comerciantes que podrán operar y en dónde estarán ubicados, en general, negocios que exhiben mercancía como ropa, piratería y juguetes, no podrán estar en la vía pública; lo que sí se permitirá son vendedores de flores, boleros, algunos dulces típicos, semillas y otros de características similares.

Por otra parte, mencionó que los inspectores corruptos, "los que piden dinero y acuerdan lugares" es un asunto que "ya se acabó", y adelantó que someterá a estos funcionarios a que presenten exámenes de confianza y determinar si son aptos para desempeñar estas funciones, un ejercicio que ya se llevó a cabo en Tlajomulco y que le costó el trabajo a nueve inspectores.

Sobre los plazos definidos para dar resultados, el mandatario dijo que estos se podrán apreciar paulatinamente y de manera más notoria en diciembre. A la par dio a conocer que el ayuntamiento ya inició una auditoría para revisar contrato y todo lo relacionado con el proyecto del Mercado Corona.

Acuerdan plazos para el Corona

En una “acalorada” reunión con locatarios del Nuevo Mercado Corona, Enrique Alfaro presentó las fechas oficiales para el proceso que seguirá el ayuntamiento tapatío hasta llegar a la apertura al público del inmueble; el próximo 21 de octubre se definirá la asignación de espacios, el 9 de noviembre de 2015 para abrir locales a comerciantes, el 1 de diciembre de este año para analizar la posibilidad de abrir de manera parcial y en febrero de 2016 como fecha tentativa para la operación completa del edificio.

La asamblea tuvo lugar en uno de los locales que fueron adecuados para albergar de manera provisional algunas fondas del Corona tras el incendio. Ahí, ante aproximadamente 380 personas, el alcalde mencionó que el “desastre” del mercado no lo hizo su Administración, pero fue enfático al señalar que su propósito no será buscar culpables sino “resolver el cochinero”.

Por espacio de 30 minutos, las quejas de los locatarios no pararon; desacuerdo con la distribución, problemas con el registro de giros comerciales, inconformidad con los metros asignados, supuestas presiones y engaños para la firma de concesiones y un reglamento “impuesto” por el gobierno de Ramiro Hernández, fueron solo algunos de los señalamientos.