La pianista que dejó huella internacional

Fue la primera en grabar la obra completa para piano de Carlos Chávez.
La virtuosidad siempre acompañó a la nacida en Pachuca durante toda su vida.
La virtuosidad siempre acompañó a la nacida en Pachuca durante toda su vida. (Cortesía Conaculta)

Pachuca

María Teresa Rodríguez es la personalidad musical más destacada nacida en el estado de Hidalgo. Se le rindieron homenajes en su tierra natal y se divulgó la obra de la primera mujer en dirigir Conservatorio Nacional de Música, y la primera también en grabar la obra completa para piano de Carlos Chávez.

María Teresa nació en Pachuca el 18 de febrero de 1923, fue hija de una instructora de piano y un cantante, por lo que su vida siempre estuvo relacionada con el ambiente artístico.

Su carrera fue reconocida en vida de la artista en múltiples ocasiones, como el Premio a la Excelencia Académica del Instituto Nacional de Bellas Artes en 1996, y la Medalla de la Orden al Mérito Cultural otorgada por el Gobierno de Polonia por su labor en la difusión de la obra de Chopin.

Además que en 2006 el gobierno de Veracruz instituye el Premio María Teresa Rodríguez, y es hasta 2008 cuando recibe la medalla “Pedro María Anaya” por parte del Congreso del Estado de Hidalgo, año en que recibe también el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

Por lo que su partida el 4 de septiembre de 2013 enlutó la escena artística de México, ante la desaparición de una de las figuras referenciales de la historia reciente de la música mexicana de concierto.

Fue considerada un prodigio desde temprana edad, su formación musical la inició a los cuatro años de edad, y a los ocho debutó en vivo con el Concierto Número 1 de Beethoven, obra de dificultades técnicas e interpretativas lo suficientemente exigentes como para no ser considerada “fácil” ni “adecuada para una niña pianista” cualquiera.

Se instruyó como una privilegiada en la música en Estudió en Estados Unidos, donde tuvo como maestro al pianista ruso Alexander Borowski, lo que le permitió desarrollarse una carrera con los más variados lenguajes y estéticas, un repertorio que comenzó a ampliarse significativamente, hasta abarcar por igual la música de Mozart y Bartók, Schumann y Ravel, Saint-Saëns y Boulez, Liszt y Prokofiev.

Fue además la primera pianista en grabar la obra completa para piano de Carlos Chávez, entre 1978 y 1982, grabaciones que salieron ese último año en discos de 33 revoluciones, y para 1999, el Conaculta, el INBA y El Colegio Nacional reeditaron la obra, con motivo del centenario del nacimiento de Carlos Chávez.

Un episodio destacado, al ser una oferta hecha directamente a María Teresa poco tiempo después de la muerte de Carlos Chávez, debido a su trabajo con él durante años, como asistente de su taller de composición en el Conservatorio Nacional de Música:

Fue la encargada de revisar las partituras de los alumnos, analizarlas con ellos y estudiarlas luego con Carlos Chávez para que él pudiera tocarlas al piano. Por intermediación de Carlos Chávez obtuvo una beca del INBA para estudiar en Europa en 1953, y a su regreso trabajó con Chávez en el taller.

También fue integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional cuando fue dirigida por José Pablo Moncayo, y su participación le abrió las puertas a las salas de Ámsterdam, Londres, Madrid y otras ciudades europeas.

Como solista de orquesta colaboró con renombradas orquestas sinfónicas tanto de México como de varios países, bajo las batutas de importantes directores como Igor Markevitch, José Pablo Moncayo, Arthur Fiedler, Kyril Kondrashin, Carlos Chávez, Luis Herrera de la Fuente y Eduardo Mata. Además que destacados artistas colaboraron con la maestra Rodríguez, entre los que resaltan Jean Pierre Rampal, Henrik Szering, Sándor Roth y Pablo Casals.

En particular, tres son las virtudes que se le reconocieron: su virtuosismo como concertista, su generosidad docente y el rigor con el que interpretó y la obra de Carlos Chávez.

Claves

Gran trayectoria

- El Cecultah reeditó en 2011 un compacto que rescataba varias grabaciones de María Teresa Rodríguez, con música desde el barroco hasta el siglo XX.

- Muchas de esas grabaciones se encontraban sólo en vinil, y faltan muchas por pasar a CD o a formato digital, la mayoría en resguardo de la Fonoteca.

- Su última presentación en público fue el 2 de marzo de 2008 con la Orquesta Filarmónica de la UNAM donde tocó Concierto para piano de Beethoven.

- Fue la primera mujer en dirigir Conservatorio Nacional de Música, y la primera también en grabar la obra completa para piano de Carlos Chávez.