CRÓNICA | POR SERGIO SÁNCHEZ

Gusto por la pesca, es generacional en la familia Stiles

Durante décadas han estado tomando parte en los diversos torneos de la zona.

Pesca deportiva Tampico
La familia Stiles ya obtuvo su primera presa de la XXXVII edición. (Sergio Sánchez)

Tampico

El gusto por la pesca deportiva fue heredada de su abuelo y generación tras generación, la familia Stiles, ha participado en muchos de los torneos que se realizan en la región y hoy se han sumado, esposas e hijos.

Fritz Stiles, cuenta que desde que tenía 12 años, su abuelo "yo empecé a ir a los torneos de Lobina solo con mis compañeros de secundaria y a partir de ahí no dejamos de ir a los torneos, primero fue pesca de Lobina, después de Robalo, y luego ya fueron al Sábalo, Peto, Jurel y Barrilete y esta es la primera vez que vamos al Marlin".

En esta primera oportunidad que tiene en el TIM, el ya experimentado pescador será acompañado de su pequeño hijo, Fritz, "mi hijo empezó a ir conmigo al mar desde los tres años, hay fotos en donde ya anda pescando conmigo, ahorita tiene 10 años, el año pasado tuvo la suerte de sacar su primer sábalo de 60 kilos, por eso es que ahora va inscrito en el Torneo del Marlin".

Agrega que este es un deporte que le gusta mucho porque hay reglas y sobre todo un gran compañerismo "y para mi, esta es un tema importante, te enseña la frustración porque a veces uno quiere pescar y no te toca la suerte de que te jale a ti, le jala a todas las lanchas de alrededor y esa es parte de la educación que debemos tener en la vida, que a veces se te va a otorgar algo y a veces no".

De la afición por la pesca, confirma que su padre y su abuelo eran pescadores deportivos "ellos pescaban diferente a como es ahora, porque antes en el río Tamesí había Robalos, había Sábalos, ellos tienen un récord de aquella época alrededor de 80 kilos en el Tamesí, pesca que en esta época ya no existe en el sistema lagunario... a partir de escuchar sus pláticas y hasta dónde hacían sus travesías, por ejemplo, ellos platican de una travesía que hacían desde Tampico hasta Platón Sánchez por agua, esa travesía ya no se puede hacer por los bajos que hay, eran muy aventureros en la pesca y escucharlos nos fuimos envolviendo".

Afirma que su hermano Omar, su hijo y su esposa, son parte de esa historia de un deporte que se puede practicar a todas las edades.

"Con mi hijo es la cuarta generación que practica la pesca, es una dicha, algo muy bonito y qué bueno que le gustó la pesca.

A mi esposa ya le tocó ganar, también a la esposa de mi hermano Omar le tocó la suerte de ganar un torneo, el primero en el que participó fue del Sábalo en la Laguna del Carpintero.

Hay otro nieto de mi papá, hijo de un hermano que está en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que ya le está tomando sabor al ambiente de la pesca".

El pequeño Fritz de 10 años de edad, opinó sobre su pescador abuelo y dijo "es un muy buen pescador y nos ha enseñado desde papá a mí la pesca; mi papá me enseña sobre las reglas, que hay que respetarlas".

Culmina diciendo sobre el sueño que tiene en la pesca deportiva "sueño pescar un pescado muy grande, que sea el récor del Marlin de todo el mundo".