Prevén una buena pesca del Marlin

Previo a la justa se constató la presencia de buena cantidad de la especie en aguas del Golfo de México; la edición XXXVII tiene una atractiva bolsa en premios y una marca a vencer de 263 ...
Sergio Torres, presidente de la Asociación Estatal de Pesca de Durango, busca mayor impulso al deporte en el Estado.
Gran cantidad de jóvenes se involucran en la pesca deportiva. (Sergio Sánchez)

Tampico

La pesca de Marlin se ha convertido en el deporte emblemático del Club de Yates de Tampico y ha recuperado la atracción de quienes gustan de la práctica de este deporte pues en esta XXXVII edición han salido a la mar 35 embarcaciones, tal y como se hiciera en sus mejores tiempos.

Aníbal del Sol, presidente del club, dijo que antes de que iniciara el torneo pescadores que salieron a la mar, refi rieron sobre la presencia de muchos Marlins de buen tamaño por lo que se espera se rompa el récord.

"Hubo un lapso difícil en los últimos cuatro años, pero estamos reiniciando, estamos retomando este torneo que distingue al Club de Yates y para el año que entra vamos a tener muchas sorpresas y estamos trabajando desde el día de hoy", dijo el directivo. Agregó que en ese tiempo mucha gente que asistía a los torneos se fue de la zona y los que se quedaron no querían participar, sin embargo y ante la continuidad que se dio "hoy se está retomando y estamos alcanzando cifras que tuvimos hace 10 años".

Para el señor Luis Eduardo Nader Assad, quien ostenta el récord desde el año 2006, el haber logrado una nueva marca en esta especie, fue la culminación de un ciclo como pescador deportivo, a pesar de ello, afirma que nada le daría más gusto que la marca que impuso fuera superada en esta edición 2015, porque hay una nueva generación de practicantes con caña y carrete buscando los mejores ejemplares.

"Wicho" Nader, como lo conocen en el medio de la pesca deportiva, habla sobre los nueve años de haber capturado un ejemplar de 263 kilogramos en la Edición XXVII organizado por el Club de Yates Tampico, hecho que se mantiene en la memoria de la familia de pescadores de la zona sur de Tamaulipas, pues fue el día en el que se rompió récord e impuso una nueva marca estatal a la establecida desde 1992, con un ejemplar de 237 kilos.

Con alegría dice que cada que viene un nuevo torneo, le llega a su mente la emoción que sintió hace ya nueve años "ya tengo 9 años cumplidos el 23 de junio, yo espero que este año lo rompan los pescadores que van al mar; es un récord y son para romperlos.

Esto es entre amigos y se lo merecen todos los socios del club y también los invitados, es una competencia y estamos conscientes que un día se va a romper".

Recuerda los momentos que pasó antes, durante y después de la mejor captura que hasta el momento se ha registrado en los libros del Club de Yates.

"Recuerdo aquellas entrevistas, las fotografías, la película, estuvo fenomenal, me la pasé súper feliz. Fueron los momentos más grandes de mi vida porque ese Marlin se lo pedí a mi familia que ya falleció y me cumplieron la promesa, gracias a Dios y a la Virgen María, me lo dieron porque les dije a las once de la mañana y se me concedió".

Agregó que cada sucedo que hay en la pesca queda para los jóvenes que vienen empujando fuerte en esta actividad y manda un mensaje "que pongan mucho empeño en la pesca porque eso hace que no se metan en las drogas y que capturen lo más grande posible para que rompan todos los récords, en este club hay récord en todas las especies, así como nosotros los hemos roto, ellos también pueden".

En esta edición, Luis Nader, afi rma que solo va de espectador y son sus dos hijos los que sí salieron a pescar, ya que una lesión le ha dejado fuera de toda competencia.

"Después de la captura del Marlin, seis meses después me operaron y ya no me puedo prender con un Marlin grande, pero ahí están mis dos hijos, que lo rompan; ya hay muy buenos pescadores en el Club de Yates y fuera del club, muy buenos. Hay animales grandes y hace 15 días salí con mi yerno, se les prendió un mounstro de animal, lástima que se les fue, ya lo tenían debajo de la lancha, se desprendió, era un animal muy grande, lástima que se desprendió".

Finalmente, el hombre récord, afirmó que la pesca deportiva le ha dado mucho, sobre todo familiarmente "me ha dejado una emoción muy grande porque mis padres me enseñaron a pescar desde los 6 años de edad y eso se los transmití a mis hijos, a mis amigos, a mis compañeros, y nunca les he dicho una mentira, toda la vida les he dicho dónde están los robalos, dónde está la pesca, donde está todo, así soy yo, así nací y me gusta que vayan y que saquen para ser más pescadores", culminó.