A pesar de su importancia, hay pocos sismólogos en el país

En promedio, se registran dos sismos por día y varios de ellos con una magnitud mayor a 7 grados.

Toluca

La sismología no es una disciplina de lujo en México, menos cuando al año se registran 2 mil movimientos telúricos con miles de muertos, lesionados, damnificados, edificios colapsados y millonarias pérdidas económicas, consideró Víctor Manuel Cruz Atienza, jefe del departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Durante la conferencia magistral "Los sismos: una amenaza cotidiana", señaló que solo en los últimos 11 años se han registrado 147 mil sismos. En promedio, son dos sismos por día y varios de ellos con una magnitud mayor a 7 grados, por lo cual vale la pena estar siempre alertas.

En entrevista, el miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) consideró evidente la carencia de un plan de protección civil para proteger a la población de desastres, incluso donde los riesgos son más altos, como en el Estado de Guerrero, con alto nivel de sismicidad, inundaciones y otros fenómenos naturales.

"No soy especialista en Protección Civil, pero es obvio que hace falta mucho esfuerzo institucional donde pueden ocurrir otros problemas. La alerta sísmica tiene por el momento una buena cobertura, el tema está en saber qué se hace con esos registros, durante la ocurrencia de un sismo, cómo mejorar las estimaciones para predecir cuál es la aceleración máxima y determinar si se dispara una alerta o no".

No obstante, hacen falta no solo infraestructura, sobre todo en la costa de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, donde se ubican las placas tectónicas, explicó, sino también especialistas en sismología, porque en el país no existen más de 50 personas dedicadas a esta área, a pesar de la importancia que reviste el estudiar estos fenómenos.

El ponente participó en la 47 Semana "Ingeniería, motor de la innovación".