“Hasta el tercer o cuarto autobús me levanta”

El hombre de 71 años de edad denunció malos tratos de choferes en las rutas Blanco Kínder y Madero Borreguera.
El señor Juan acudió a la presidencia a denunciar las anomalías.
El señor Juan acudió a la presidencia a denunciar las anomalías. (Jazmín Hernández)

Ciudad Madero

Para las personas de la tercera edad es un reto utilizar el transporte público en la zona sur de la entidad, pues están a merced de la suerte y la probabilidad abordar un autobús o coche conducido por un chofer respetuoso y amable, de lo contrario, ni siquiera los suben o los tumban.

El señor Juan Jalomo, tiene 71 años y es habitante de la colonia Las Flores. Llegó a la presidencia de Madero en busca del responsable de la Comisión de Tránsito y el objetivo era denunciar a los choferes de las rutas Blanco Kínder, Madero Borreguera y Germinal por Hidalgo, ya que no lo quieren subir.

Con muleta en mano y con voz fuerte, pero a su vez cansada, Don Juan, enfatizó que "se trata de esas tres líneas o rutas las que no me quieren levantar".

Asegura que no es la única persona que tiene que sufrir el hecho de que un muchacho con la música a todo volumen, con gorra y sin playera oficial del transporte público, no lo quiera abordar a la unidad como a cualquier persona a la que le está prestando un servicio.

"Digo a mí y a otras personas nos pasa, porque uno tiene cierta convivencia con personas con la tercera edad y a veces las situación es que está lloviendo, hace mucho sol o está venteando, y tiene uno que soportar hasta el tercero o cuarto autobús para que lo puedan levantar.

Eso es hasta cierta forma es inhumano estar aguantando el temporal, y bueno, queremos que se le ponga atención a eso porque es una anomalía muy fea", remarcó el habitante de Ciudad Madero.

Aún y con el problema en sus rodillas, el cual le obliga a usar muletas, el septuagenario asegura tener las fuerzas de andar solo en las calles y utilizar el transporte público, pero, subrayó, lo que busca es dar a conocer y quejarse ante una instancia que pueda acabar con su problema y con el que cientos de personas con capacidades diferentes y de la tercera edad tienen que sortear a diario.

"No quieren batallar, quieren que suba a la carrera y como paga uno menos, con más razón no se quieren parar. Tengo cinco años con este problema y durante todo el tiempo ha sido lo mismo, nadie nada hace nada, me refiero a los choferes y a los concesionarios", dijo enfáticamente.

Ante esta situación el regidor Jesús Suárez Mata, presidente de la Comisión de la Comisión de Transporte Público en Madero, informó que sobre este y otros casos ya se tuvo acercamiento con la Delegación del Transporte en la zona sur de la entidad, misma que está a cargo de Héctor Morales Mireles.

Sin embargo remarcó que no se puede hacer nada ya que no se tiene identificado a los "malos conductores" y que para poder actuar se necesita que la ciudadanía denuncie, ya sea en la Delegación o en la misma presidencia, con el número económico de la unidad en mano con el fi n de realizar una investigación y en determinado caso tomar las medidas pertinentes.

"Es importante que la ciudadanía acuda y denuncie este tipo de conductas aquí ante la Comisión de Transporte Público", declaró el funcionario municipal.