Hacinamiento de perros ya es violencia

Las autoridades deben actuar frente a un acto de maltrato y posible foco de infección, consideran expertos.

Guadalajara

El que en un domicilio se registre hacinamiento de hasta 50 perros esto ya se debe de considerar violencia en contra de los canes.  Por esta razón,  la autoridades deben intervenir y los vecinos denunciar ante la Fiscalía General del Estado los hechos ocurridos en la  finca  ubicada en la colonia Mariano Otero, en Zapopan, consideraron expertos en salud y protección animal.

“Además las condiciones que mencionan todos los vecinos que son insalubres, de comprobarse que hay golpes o hay alguna carencia de alimentación para los animales ya es un agravante. Pero que hay 50 animales hacinados en un domicilio y eso se puede llamar maltrato, si, si se puede llamar maltrato. No importa la justificación que se de”, Comentó Mónica Lepe Aguilar, vocera de la Asociación Justicia y Dignidad Animal AC.

MILENIO JALISCO le dio a conocer la denuncia de hacinamiento de 50 perros en una finca que ha provocado el que se perciba malos olores en los alrededores y reporte de violencia en contra de los canes.

La integrante de la asociación civil explicó que cada perro requiere se atención física emocional distinta por lo que las tres personas que se presume son dueños de los perros no pueden otorgar la atención necesaria para que estos vivan en buenas condiciones.

Por su parte, Juan de Jesús Taylor Preciado, director de la División de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Guadalajara (U de G), observa dos situaciones en el caso denunciado: el bienestar animal y salud pública.

“A veces tienen revueltos animales de diferentes tamaños, diferentes razas, diferente sexo, se complica el darles alimento, están hacinados, luego las eses fecales, la orina, que bueno puede ocasionar un problema a la misma persona. Pero por el otro lado está el tema de salud pública, si la persona no tiene cuidado la persona puede tener problemas  entre los propios animales o trasmitirles una enfermedad a los humanos”, explicó.

Agregó que en muchas ocasiones las personas rebasan su cariño por los animales y deciden rescatar decenas de mascotas, sin embargo no existen las condiciones adecuadas para atenderlos. Por lo que ese lugar puede ser foco de infección de pulgas, sarna que incluso puede afectar a los humanos y otros bichos.