Advierten de favoritismo hacia diputado que mató a perro

Mientras que al dueño del can atropellado no se le ha tomado en cuenta, al diputado independiente, Jesús Eduardo Cedillo, fue atendido por el procurador de Justicia.
El legislador independiente,  Eduardo Cedillo Contreras.
El legislador independiente, Jesús Eduardo Cedillo Contreras. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Luego de que el procurador de Justicia atendiera en privado al diputado Jesús Eduardo Cedillo, el legislador panista José Luis Galván solicitó que el funcionario diera el mismo trato a la familia que era dueña del perro atropellado.

Mientras esto ocurría, jóvenes con botargas y disfraces de personajes caninos, protestaban afuera del Congreso del Estado en contra del diputado independiente, Jesús Eduardo Cedillo, a quien exigieron responsabilizarse de sus actos y retirar la acusación de intento de secuestro que interpuso en contra de la familia afectada.

La historia comenzó el pasado sábado 30 de agosto en la colonia Tepeyac, según consta en las denuncias, cuando presuntamente el legislador local atropelló con su camioneta Jeep Liberty a un perro de raza italiana Cane Corso, con un costo de dos mil dólares, propiedad de José Martín García Navarrete, lo que desató una airada discusión entre el legislador y el habitante de Santa Catarina.

Este hecho derivó en dos denuncias: la primera, del diputado Eduardo Cedillo, quien denunció un presunto intento de asesinato, señalando a García Navarrete. Al enterarse de esto, el ciudadano interpuso una querella en contra del legislador por matar a su perro.

Sin embargo, para el diputado local del PAN, José Luis Galván, el trato que se ha dado a ambas partes dista mucho de ser igualitario, pues mientras que el diputado local incluso sostuvo una reunión privada con el procurador, al ciudadano ni siquiera lo han tomado en cuenta.

“Es un exhorto al procurador general de Justicia del Estado a que conduzca sus investigaciones de manera imparcial y objetiva, sin favoritismos o influyentísimos por encontrarse involucrado algún servidor público.

“Lo que no es admisible es que el presidente estatal del PRI juzgue, y de una forma u otra dé línea a funcionarios emanados de su partido para cargar las investigaciones de una forma de favorecer a una de las partes, por influencias o conveniencia o cualesquier otra causa”, añadió.

Mientras tanto afuera del Congreso del Estado un joven con una botarga del personaje de caricatura “Blue” dio una “pista” sobre la protesta, al tirarse al suelo para ser atropellado por un hombre en silla de ruedas.

Asimismo, otro joven que se identificó como Juan Carlos Escamilla, de la colonia Enrique Rangel, y quien traía puestas orejas de perro de peluche, manifestó su inconformidad con la postura asumida por el diputado local.

“No puede ser, está levantando falsos contra la familia, no puede ser que lo quieran secuestrar sólo por un perro, sólo para quedar bien, que se haga responsable de los daños”, dijo.

Los jóvenes dijeron ser estudiantes y no tener ningún interés partidista, y dijeron que fue casualidad estar en el lugar en el mismo momento en que el legislador local presentaba el exhorto.