Sin permisos, zona de deslave en Santa Fe

También hay un complejo de edificios que fue construido sin estudios de mecánica de suelos.

México

La casa afectada por el deslave en Santa Fe, así como la torre de telecomunicaciones de la empresa American Tower no cuentan con ningún permiso de la demarcación, afirmó el jefe delegacional de Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar.

En entrevista con MILENIO, explicó que en el mismo talud, hay un complejo de edificios que fue construido sin los estudios de mecánica de suelo necesarios, aunque, aclaró, por el momento no está en riesgo.

“Para cualquier antena se necesita una licencia especial; evidentemente no cuentan con ningún permiso de la delegación, independientemente de que pueda tener o no el aval del gobierno federal relacionado con la repetición de imágenes y señales; es un tema totalmente diferente.

“En la vivienda, que está en riesgo, tampoco hay antecedente alguno de licencia de construcción, manifestación, terminación de obra, absolutamente nada”, afirmó el jefe delegacional.

Por tanto, las autoridades de Cuajimalpa investigan si el peso de la antena, sumado al reblandecimiento de la tierra por la humedad acumulada, provocó el desgajamiento del cerro.

Salazar dijo que es urgente retirar la antena de American Tower que renta sus servicios en México a Nextel, Iusacell y Movistar —porque su estructura está anclada a la vivienda, ubicada en la calle Altavista 111.

“Desalojamos a cuatro personas que son las que viven ahí. La vivienda tiene muchos años en esa zona y es la principal preocupación, porque los dictámenes de Protección Civil señalan, que sí, evidentemente hay riesgo de que se nos venga abajo”, subrayó.

Respecto al complejo de edificios (Altavista 63 y 64), el delegado recordó que en 2006 la demarcación condicionó la construcción a los estudios de mecánica de suelo, pero al llegar Carlos Orvañanos, se regularizó la obra.

“Había sido una condicionante que tuvieran ese dictamen para saber si es inestable el talud. Obviamente la siguiente administración, de Orvañanos, se la saltó y entregó documentación para regularizar la obra”, dijo.

Por lo pronto, la delegación, en conjunto con Protección Civil del gobierno central, realizará estudios para verificar qué tan inestable es el talud y tomar medidas, si es necesario, con los edificios.

En un comunicado, la demarcación informó que de acuerdo con Protección Civil de Cuajimalpa, el deslizamiento de tierra fue por la inestabilidad del talud, la saturación de humedad, así como por una red de drenaje, por lo que se requieren trabajos inmediatos de estabilización.

La dependencia notificó al particular sobre los trabajos de mitigación y el peligro del inmueble, considerado de alto riesgo.

A su vez, la empresa informó a la autoridad que después de asegurar la estructura de la torre y retirar antenas y equipos de radio, analizarán la posibilidad de desmontarla con base en criterios técnicos para evitar cualquier riesgo en el futuro.