Padrón y Licencias invita a regular centros culturales

Asegura que los dueños adeudan porque no cubren las cuotas en tiempo, hay irregularidades con la SIOP o no están registrados en el giro adecuado.

Guadalajara

Mantener un negocio cultural no es tarea sencilla y menos con altas comisiones y trámites burocráticos excesivos que les demanda el municipio a los empresarios del ramo, o por lo menos esta ha sido una inconformidad constante en el gremio. La Dirección de Padrón y Licencias de Guadalajara, en voz de su titular Sofía Valencia Abundis, responde a estos señalamientos y para ello expone un procedimiento conciso que no es exclusivo para el arte y la cultura sino para cualquier negocio en una ciudad con casi un millón y medio de habitantes.

En comparación, un comerciante ambulante de la zona de Obregón, que son los que afrontan impuestos de los rangos más altos, en promedio paga 32 pesos diarios que representan poco más de mil pesos mensuales por concepto de licencia. En cambio, la doctora en derecho administrativo calcula que un permiso para establecer un centro cultural con venta de cerveza y vinos de baja graduación asciende a 345 pesos mensuales.

Valencia Abundis asegura que en el ingreso a la dependencia hay un módulo de información para orientar a cualquier emprendedor que busque abrir un negocio. Ahí les indicarán que deberán acudir a la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) para regular las adecuaciones realizadas al sitio que funcionará como centro cultural y verificar si este se encuentra en la zona del Centro Histórico, pues también habrá que realizar trámites. Muchos de los usuarios no se satisfacen con esos datos y piden ser atendidos por la directora en persona para exponer su caso particular, la funcionaria dice que no ha acudido ningún empresario o empresaria del arte y la cultura a su oficina.

Acerca de cobros que incrementan la cuota de cuatro a nueve mil pesos, según han expuesto algunos promotores, la profesora del magisterio comenta que es común que los propietarios de la licencia no cubran las cuotas anuales y la cuenta se incremente con recargos y acumulación de cobros. Acude al refrán “entre gitanos no nos leemos las cartas”, y apunta “ellos saben lo que deben hacer”. Para mayor aclaración ingresa desde su computadora al sistema de gestión de licencias el domicilio Argentina323, correspondiente al espacio del foro TRES23, de inmediato aparece que se encuentra aún en proceso de trámite, mientras el Malasangre ostenta una licencia correspondiente a Fonda, que si bien equivale económicamente a la misma tarifa, cuando los inspectores realizan la revisión la funcionaria tiende a pensar que el lugar recibe multas por no estar dado de alta adecuadamente.

“No hay costos superiores. Hubo un problema a principios del año pasado porque hay un concepto que es de Bar anexo al restaurante y que es muy caro, te cuesta 28 mil 500 pesos. Entonces por alguna razón hubo una inadecuada interpretación porque en el centro cultural tenían el restaurante y el bar anexo y algunos que eran con venta de cerveza preparada y les aplicaron los 19 mil pesos que cuestan las micheladas”, declara Valencia Abundis.

La funcionaria que ha sido diputada local y federal antes de llegar a esta dependencia, en su gestión frente a esta institución ha habilitado ventanillas especiales y ofrece las facilidades para establecer una dedicada al sector cultural si así se le solicita.

El giro comercial para Centros Artísticos y Culturales se estableció desde el 2008 como un acierto para el ayuntamiento, considera la doctora, y agrega que la regulación de estos servicios son un beneficio para la población y está claramente establecida en el artículo 63 Bis de su reglamento. Este año, con el incremento de cuatro por ciento, el permiso para el giro de foro que ofrezca actividades artísticas y culturales es de 390 pesos. Si el dueño quiere ofrecer bebidas de contenido alcohólico al público, entra la tarifa similar a la que se otorga a cualquier otro comercio y el reglamento distingue tres tipos de concesiones. El de venta de cerveza es de 3, 800 pesos, si se desea vender cervezas preparadas como micheladas, la cuota se eleva a 19 mil y a 28 mil 500 para ofrecer alcohol de alta graduación como tequila, ron, vodka y otros.

Ahora se encuentra activa una ventanilla que atiende exclusivamente a radioescuchas de una estación de amplitud modulada, y otra para gestores. Así lo usuarios son atendidos de manera preferencial. La dependencia de la Secretaría de Promoción Económica ofrece capacitación en materia de contabilidad, emprendedurismo, conciencia fiscal, administración, y otras.

Algunos datos

La dirección de Padrón y Licencias de Guadalajara emite alrededor de 450 permisos tipo A que corresponden a abarrotera, loncherías y comercios similares; y 600 permisos por semana tipo B, aquellos que por el tipo de establecimiento requieren la visita de bomberos y ecología.

En su base de datos existen 45 licencias vigentes en el giro de Centros Artísticos y Culturales, hasta el 3 de febrero pasado, sólo tres habían hecho el refrendo. La dependencia municipal goza la distinción de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER) y recibió la recertificación ISO 9001-2008 correspondiente a simplificación de trámites y eficiencia terminal