Vigilancia especial a hoteles en periodo vacacional

La Coprisjal va a monitorear destino de sus desechos, el buen estado de alimentos que vende este sector y cloración del agua en albercas.
Hard Rock Hotel Vallarta.
Se toman muestras de agua de las albercas de hoteles para evaluar que el nivel de cloro sea adecuado y así evitar riesgos a la salud. (Cortesía)

Guadalajara

Durante el periodo vacacional de verano, la Comisión de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal) va a mantener vigilancia en hoteles, especialmente de playa, en los que va a monitorear el destino de desechos, la procedencia de los alimentos y su buen estado, apuntó el titular de este organismo, Celso Montiel Hernández.

“En los hoteles llevamos lo que viene siendo (la disposición final de) sus desechos; así como de dónde provienen los alimentos y que nos notifiquen si tienen o no algún tema de caducidad del propio alimento”, precisó, tras señalar que hasta el momento no se han detectado irregularidades.

Montiel Hernández dijo que el programa se tiene en coordinación con el ayuntamiento y cuando se presenta algún tipo de alerta sanitaria se realiza un recorrido por personal de la Región Sanitaria, del gobierno municipal y la milicia marítima.

Por otra parte, refirió que a lo largo del periodo vacacional se toman muestras de agua de las albercas de hoteles y balnearios en los puntos de áreas turísticas más importantes, a fin de evaluar si el nivel de cloro es el adecuado para evitar riesgos a la salud.

“Por el gran universo (de hoteles) que hay, priorizamos los programas que tenemos. No alcanzamos a hacer la revisión de todos los programas de hotelería pero sí de los puntos principales”, admitió el comisionado. Añadió que se entrega un formato para que los propios establecimientos envíen periódicamente su autoevaluación a la Región Sanitaria.

Celso Montiel resaltó que durante las vacaciones de verano, los dos puntos principales a cuidar son el consumo de agua (de dónde proviene y sus características), así como el buen estado y manejo higiénico de los alimentos que se expenden a turistas y población en general.