Los perímetros de contención, negociados con “vivienderos”

Creados para poner coto a la dispersión de las ciudades, estos polígonos se han modificado para abarcar desarrollos nuevos fuera de la periferia. El caso de Arvento, en Cajititlán, un ejemplo de ...
Reglas de otorgamiento de subsidios
Reglas de otorgamiento de subsidios (Jesús García Rojas)

Guadalajara

Un ejemplo de la gran capacidad de negociación de los “vivienderos” del área metropolitana de Guadalajara es la modificación que han logrado hacer a los “perímetros de contención urbana” establecidos por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) a través de la Comisión Nacional de Vivienda, como instrumento de una política para contener la ciudad dispersa que se generó entre 1992 y 2012.

El caso del conjunto Arvento, de casas Geo, al borde de la laguna de Cajititlán, es demostrativo. En el gráfico contiguo se puede apreciar cómo el polígono fue modificado entre 2014 y 2015. En el primer año, el conjunto habitacional quedaba fuera del perímetro y por ende, no podía recibir subsidio alguno, pero el perímetro más reciente demuestra que la zona fue ya incluida para recibir subsidios como zona U3.

Este megadesarrollo fue cuestionado sin éxito por diversos urbanistas. Jesús García Rojas, consultor, entregó a este diario una presentación en que se le señalaba a las autoridades municipales de Tlajomulco los graves inconvenientes de permitirlo.

“Se trata de un elemento más de la expansión urbana incontrolable, crear otra ciudad dormitorio en zonas agrícolas; el programa de ordenamiento ecológico local de Tlajomulco establece que se trata de una zona no apta para desarrollo urbano en una parte del predio, y condicionado en la otra; a la letra dice: aprovechamiento y conservación,  el aprovechamiento no debe implicar cambios drásticos de usos de suelo, y sin embargo lo cambiaron”, refiere el experto.

Los perímetros “son el resultado de la aplicación de metodologías geoespaciales a partir de fuentes oficiales como INEGI, Sedesol y Conapo. Se clasifican en tres ámbitos o contornos: intraurbano o U1: Son zonas urbanas consolidadas con acceso a empleo, equipamiento y servicios urbanos. Resultan de la variable de Potencial de Empleo, definida como medida de accesibilidad física a los puestos de trabajo para cada localización -unidad geográfica- al interior del área urbana; primer contorno o U2: zonas en proceso de consolidación con infraestructura y servicios urbanos de agua y drenaje mayor a 75 por ciento y segundo contorno o U3: zonas contiguas al área urbana, en un buffer -cinturón periférico al área urbana- definido de acuerdo al tamaño de la ciudad”.

Fuera de ese contorno, no hay derecho a subsidios. Justamente fueron estos la clave de la explosión de las ciudades fomentada sobre todo a partir del gobierno de Vicente Fox Quesada, pues abarataba costos a los vivienderos para ampliar el mercado de compradores. Pero el desastre urbano generado por la dispersión es tal, que ya hay más de 200 mil casas solas.

Por ubicación, se definen montos de subsidio: máximo 33 salarios mínimos en el U1 para vivienda con valor máximo de 200 salarios mínimos (anuales); baja a 32 salarios en la U2 y a 31 en la U3, pero en estos casos, el valor de vivienda baja también a 158 y 128 salarios mínimos, señalan las reglas de operación del programa (ver http://www.dof.gob.mx/nota_detalle_popup.php?codigo=5304701).