Promueven cultura de legalidad en menores

Con el programa Pequeños Ciudadanos buscan crear mayor conciencia y que los menores sean agentes de cambio en su comunidad. 
Pequeños Ciudadanos es uno de los diez proyectos que lograron acceder al apoyo que ofrecía el Consulado General de los Estados Unidos.
Pequeños Ciudadanos es uno de los diez proyectos que lograron acceder al apoyo que ofrecía el Consulado General de los Estados Unidos. (Roberto Alanís )

Monterrey

Dentro de la presentación de los avances del programa Pequeños Ciudadanos por parte de la organización Formando Emprendedores ABP, el Consulado General de los Estados Unidos en Monterrey, y el voluntariado empresarial, destacó la importancia de educar a las personas menores de edad en la cultura de la legalidad, el respeto y los derechos de los ciudadanos.

Cabe recordar que Pequeños Ciudadanos es uno de los diez proyectos, de más de 150 propuestas, que lograron acceder al apoyo que ofrecía el Consulado General de los Estados Unidos, el cual, en conjunto, fue de más de 100 mil dólares para acciones de impacto directo en la comunidad.

"Nos enorgullece que mediante este proyecto, las acciones en equipo que hemos generado estén beneficiando a miles de pequeños.

"Con Pequeños Ciudadanos estamos creando una mayor conciencia, logrando la suma de voluntades y convirtiendo a las escuelas en instancias claves para la formación de la cultura de la legalidad; agradecemos a los voluntarios y a las empresas participantes", señaló el Cónsul de los Estados Unidos en Monterrey, Timothy Zúñiga-Brown.

Por su parte, uno de los testimonios de los participantes en este programa dirigido a niñas y niños de 4°, 5° y 6° grado de escuelas primaria púbicas, mismo que fue impartido este año a 4 mil 426 alumnos, con una total de beneficiarios indirectos de 11 mil 65 personas, destacó su agradecimiento al programa y voluntarios.

"Gracias por enseñarme lo que es la cultura de la legalidad", fue el testimonio de Nayeli, alumna de primaria.

Lo que se busca con este proyecto, entre otras cosas, es que los participantes sean capaces de crear y establecer reglas de convivencia, identificar los fundamentos de justicia, conocer sus derechos, reflexionar sus compromisos, participar en el proceso de toma de decisiones que beneficien a la comunidad y llevar a cabo actividades de promoción de la cultura de la legalidad.

De acuerdo con Humberto Garza, presidente de Formando Emprendedores ABP, a las niñas y niños participantes se busca que los beneficiados se conviertan en agentes de cambio dentro de su comunidad.

"Se educa a las niñas y niños sobre habilidades para la vida, y busca crear en cada uno de ellos un agente de cambio, un promotor de paz y un ciudadano informado, participativo y justo, en pocas palabras vivir en la cultura de la legalidad", puntualizó.

PZVB