“Nunca he pensado dejar esta noble labor”

Un accidente de trabajo casi le cuesta la vida, resultó con traumatismo craneal y lesiones en la columna.
Abel González Martínez, 15 años de ser Técnico en Urgencias Médicas.
Abel González Martínez, 15 años de ser Técnico en Urgencias Médicas. (JUAN HERNÁNDEZ)

Madero

Con 15 años de trayectoria como paramédico de la Cruz Roja Mexicana en la Delegación Ciudad Madero, Abel González Martínez, narra los momentos gratos y los malos, en donde en una ocasión estuvo a punto de perder la vida cuando paradójicamente acudía al auxilio de unas personas que habían sufrido un accidente vehicular.Técnico en urgencias médicas por vocación, Abel, como es conocido menciona que en todo este tiempo que lleva sirviendo a la ciudadanía, ha tenido más momentos agradables que tristes.Narra que las bendiciones que le ha dado la vida en esta noble profesión, es estar presente al nacimiento de un bebé, “en lo que va de este año, he tenido la fortuna de auxiliar a 4 mujeres en los partos, logrando junto con todo el equipo de trabajo que conforman la unidad de emergencia, que el pequeñito nazca sin dificultades”, expresó mientras esboza una sonrisa que denota la alegría por haber contribuido en la felicidad de una familia.Sin embargo relata, como en toda la vida y en las profesiones se corren riesgos; nos cuenta lo que sucedió el 4 de enero del año 2004, justo después de cumplir 4 años de ser parte de la Cruz Roja.

“Casi finalizaba nuestra guardia, cuando recibimos una llamada de auxilio poco después de las 8 de la mañana, era un vehículo con dos personas a bordo quienes habían quedado incrustadas debajo de un autobús del transporte al chocar por alcance, pero debido a la velocidad quedaron semi-prensados”.Él junto a tres paramédicos más abordaron la ambulancia y se enfilaron a toda velocidad al cruce de las avenidas Rodolfo Torre Cantú y Álvaro Obregón (antes Tamaulipas y Francisco I. Madero), justo al llegar a esta transitada arteria, los agentes de la Dirección de Tránsito y Vialidad, detiene la circulación de los 4 puntos para cederles el paso, sin embargo la imprudencia de un automovilista originó el encontronazo.

“El conductor realizó una maniobra de adelantamiento a toda velocidad e impactó la ambulancia sobre mi lado (conductor), casi en la parte trasera, lo que originó que la ambulancia diera varios giros” expresó. En el encontronazo la unidad de emergencias, se llevó a su paso al agente vial y terminó incrustándose en contra del semáforo.Tras el accidente, González Martínez, sufrió traumatismo craneal, lesión en la columna y una herida cortante en la cabeza de 4 centímetros, heridas que lo dejaron tendido en la cama por dos semanas en una de las salas de urgencias de un hospital de la localidad. Mencionó que pese a este aparatoso accidente, y todo el entorno de inseguridad que se ha dado en la zona no ha perdido las ganas de continuar con esta noble labor y en estos momentos es el Sub-Coordinador de Socorros de la Cruz Roja Mexicana de la Delegación de Ciudad Madero.