Piojos, los compañeros de escuela indeseados

Desde el año 2007 han aparecido brotes de pediculosis en distintos planteles escolares de la zona metropolitana. La SSJ emitió medidas de prevención.
La única forma de contagio de la pediculosis es por contacto directo
La única forma de contagio de la pediculosis es por contacto directo (Milenio)

Guadalajara

Diego comenzó a rascarse mucho la nuca. Myriam, su mamá, se sorprendió al revisarle la cabecita. El niño de ocho años estudia en un colegio “de paga” y no lo creyó posible. ¡Piojos! “Casi me caí de espaldas cuando entre la mata de pelo del niño encontré a los bichos pegados. Entré en pánico. […] Le llamé al doctor y me mandó un champú, […] además unas pastillas para que no se le vuelvan a subir”, narra.

 

Myriam tuvo que quitarle a mano la evidencia y comprobar varias veces frente al espejo que ella misma no estaba “infectada”. “Yo sentía picazón por todo el cuerpo”, dice.

 

“A mí de chica me pegaron piojos en el rancho, […] mi abuela me limpió la cabeza y me embarraron algo muy apestoso que me los quitó”, comparte Olivia, otra madre también creyente de que sólo en ámbitos rurales o de pobreza se presenta este problema. No es así.

 

La pediculosis o presencia de piojos no distingue raza ni condición social. Se transmite por contacto directo, por eso es común que se presenten brotes en el hogar y en las escuelas, donde los niños conviven estrechamente.

 

También es posible que el contagio se dé en otros sitios concurridos como fiestas infantiles (en los brincolines), centros de recreo o laborales.

 

En días recientes la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) difundió medidas de prevención y recomendaciones para atender este problema, luego que en los primeros días de este año se notificaron cuatro brotes de pediculosis en los municipios de Guadalajara, Zapopan, Villa Corona y Tlajomulco de Zúñiga. Estos se presentaron en planteles escolares, en albergues y en la comunidad.

 

Algunas escuelas tomaron la alerta con seriedad y se adelantaron al problema. Paula Zúñiga Preciado, directora administrativa del Instituto de Educación Creativa Morada Infantil AC, hizo una investigación para poder tomar medidas preventivas tras el periodo vacacional, pues es común que al volver a clases, algún alumno traiga consigo a estos compañeros indeseados y se inicie un brote.

 

Consciente de que hay muchos mitos en torno a la pediculosis, lo primero que Paula Zúñiga recomienda es que madres y padres de familia estén bien informados y puedan así transmitir el mensaje a los niños y niñas “de que se trata de un problema pasajero, para evitar que se angustien y tomen las medidas necesarias para su prevención.

Y en el caso de presentarse en ellos la pediculosis, se muestren cooperadores durante el tratamiento”.

 

Los piojos de la cabeza (pediculus capitis) son parásitos con una dimensión aproximada de dos a tres milímetros de largo, de color gris café. Únicamente se transmiten por contacto directo de los cabellos, al juntar las cabezas o compartir el peine o cepillo. No saltan ni vuelan, ni se encuentran en los animales domésticos ni en la hierba.

 

Los piojos muerden el cuero cabelludo para alimentarse de sangre —unas seis veces al día— y su saliva es irritante, lo que produce una intensa picazón, que es el principal síntoma. El rascarse intenso produce heridas que pueden infectarse.

 

Zúñiga Preciado apunta que hay lugares donde la infestación por piojos es endémica, en España y muchos otros países siendo los niños de edad escolar los más afectados.

 

La época de los piojos usualmente comienza en octubre y sigue hasta la temporada de calor, es decir, todo el periodo escolar, por lo que cabe estar bien atento a las cabecitas de los niños.

 

Sobre el piojo

 

Los piojos son parásitos con forma alargada. Miden de dos a tres milímetros y son de color gris-café

Viven unos 33 días y las hembras ponen unos 150 huevos o liendres durante su edad adulta. Estas liendres son de color marrón claro.

Las vivas se encuentran a medio centímetro del cuero cabelludo y eclosionan después de una semana

Una vez vacías, las liendres tendrán un color blanco. Los bebés o ninfas (puntitos oscuros) tardan otra semana en hacerse adultos

Las liendres pueden confundirse con caspa, pero ésta se desprende fácilmente al remover los cabellos, mientras que las liendres, incluso vacías, permanecen firmemente pegadas al tallo de cada pelo

 

PEDICULOSIS

 

Estadísticas mundiales revelan que la incidencia de pediculosis en las escuelas llega hasta un 32%

Al regreso de los periodos vacacionales niños y adolescentes escolares la presentan con mayor frecuencia

3 de cada 10 escolares padecen contagio de piojos en México

 

SÍNTOMAS

 

Una sensación de cosquilleo, de algo que se mueve en el cabello

 

Granitos en el sitio donde pica el piojo

Se irrita el cuero cabelludo, causando ardor y comezón

El rascado provoca heridas profundas en el área afectada que pueden infectarse

 

PREVENCIÓN

 

Mantener el cabello limpio

Promover el baño diario o lo más frecuente posible

Revisar constantemente la cabeza de los niños

Cada niño/a debe tener su propia toalla de baño, peine o cepillo

Evitar el cabello suelto

Examinar el pelo y el cuero cabelludo al peinar

Después de lavar la cabeza aplicar un enjuague

Al peinar al niño o niña diariamente humedecerle generosamente la cabeza con colonia para niñoso aplicar gomina o gel

 

EN CASA

 

Lavar la ropa de cama y asolearla

 

Tratamiento

 

El tradicional incluye el uso de loción, jabón o champú con premetrina al 1 por ciento

Algunos pediculicidas nuevos ya no contienen insecticidas químicos. La dimeticona contiene una silicona especial

Hay tratamientos con esencias naturales (Paranix) y piretrinas naturales. Estos productos tienen más probabilidades de funcionar, pero hay que seguir bien las instrucciones, sobre todo respecto al segundo tratamiento a los 8 o 10 días

Retirada manual: lavar el cabello con champú y aplicar enjuague. Colocar una toalla blanca por los hombros del niño. Dividir el pelo en ocho tramos sujetos con pinzas y examinar el cuero cabelludo para sacar los piojos con el dedo índice y el pulgar. Las liendres se ven mejor con el pelo seco y no salen con los peines anti-piojos o lendreras porque están firmemente pegadas al pelo.

Desechar los piojos en un bote de agua y tirarlos por el inodoro

Fuente: http://www.madrescontrapiojos.com/cpiojos.html