El Chispús, 10 años sin rutas ni pavimentación

Las más de 900 familias que habitan la colonia "Adriana González" esperan que el gobernador del estado, Egidio Torre cumpla su promesa de construir un circuito vial que les facilitaría su andar ...
El Chipús
El Chipús (Sandra Sosa)

Ciudad Madero

La vida en el Chispús ha avanzado a pasos lentos, han pasado 10 años desde su creación y la colonia aún carece de accesos, no cuenta con transporte público, caminar dos o tres kilómetros todos los días se ha vuelto el peregrinar de las familias.

Residentes del sector, esperan que se haga realidad la promesa del gobernador Egidio Torre de construir el circuito vial Los Mexica, aproximadamente 5 kilómetros de pavimento, lo que daría vida y fluidez a las colonias Las Flores, Emilio Zapata, La Borreguera, 15 de Mayo, Adriana González, Revolución Verde y Ampliación Revolución Verde.

Reyna Inés Silva Lagunes, líder del sector, dijo que únicamente una ruta se pudo ampliar en la administración pasada en Madero, sin embargo no ha resuelto el problema que representa para un aproximado a 3 mil personas.

En la colonia Adriana González, ubicada en la zona norte de la ciudad, viven 900 familias, en igual número de viviendas, de las cuales solo 80 se han construido a través del programa Hábitat, 300 son de material, el resto son pequeñas casas de madera y techos de lámina, sin piso, de una extensión de cuatro por cuatro, solo el 50 por ciento cuenta con drenaje, los demás utilizan letrinas.

Casi el 99 por ciento de las calles están sin pavimento, solo la calle Manuel Cavazos y Emilio Manatou ha sido pavimentada y únicamente existen dos puentes de acceso para salir de ese sector, el que hace 30 años construyó Petróleos Mexicanos, que se ubica entre la avenida Las Flores.

El otro puente se construyó en la administración de Sergio Posadas, los padres de familia lo utilizan para salir a trabajar y llevar a los niños a la escuela se ubica en la calle Manuel Revisé, que colinda con La Ampliación 15 de Mayo y Simón rivera.

En diez años que tiene la colonia, el apoyo de las administraciones ha sido lento, cuando se inició con la creación de la colonia, durante el último año de administración de Joaquin Hernández Correa, vecinos se dieron a la tarea de gestionar con el gobierno municipal de ese periodo la regularización de la tierra, trámite que se prolongó hasta hasta el segundo año de la gestión de Guadalupe González Galván.

Se logra por acuerdo del cabildo la certeza de que sí podría ser habitable e inician las negociaciones con el gobierno del estado de Eugenio Hernández Flores los tramites de escrituración, el precio de terrenos, toma domiciliaria de luz con un precio real de 23 mil pesos por lote en pagos de 100 pesos por semana directamente al ITAVU, en ese entonces el delegado era Jenny Bringas.

El progreso ha sido paulatino, lo que le vino a dar gran ayuda a la colonia es que en el sexenio de Eugenio Hernández Flores se aprobó el presupuesto para la electrificación por el orden de 19 millones de pesos, lamentablemente las lámparas no han recibido la rehabilitación correspondiente.

En la administración de Guadalupe González Galván, se logró la regularización y la construcción de un CAIC, y solo el 50 por ciento de drenaje, fue hasta la gestión municipal de Sergio Posadas cuando llega el alumbrado público y un kilometro de banquetas.

Las personas que viven en esta colonia son humildes, sufren carencias; las mujeres realizan trabajos domésticos, trabajan en tortillerías, los varones buscan trabajos de albañilería, hay pepenadores y veladores, lo único que desean es que las autoridades los volteen a ver .