“El patrimonio es vital; va a llevar tiempo repararlo”

Miquel Adriá resaltó cómo de los edificios modernos de CdMx solo resistieron aquellos que fueron construidos por “grandes arquitectos y excelentes ingenieros”.
El especialista participará en la octava edición del Udesign.
El especialista participará en la octava edición del Udesign. (Especial)

Miquel Adriá, quien dirige la revista especializada de arquitectura Arquine, que acaba de cumplir 20 años editando su número 80, no ha sido ajeno al difícil panorama que afronta la Ciudad de México tras el sismo del pasado martes.

El arquitecto español, pero radicado en México, participará en la octava edición del Congreso Internacional de Arte, Arquitectura y Diseño Udesign que organiza la Universidad de Monterrey (UDEM), presentando junto a Andrea Griborio el libro Radical. 50 Arquitecturas Latinoamericanas.

En entrevista para MILENIO Monterrey, Miquel Adriá aplaudió la solidaridad que emanó de los ciudadanos tras el sismo de 7.1 grados en la Escala Richter del pasado 19 de septiembre.

Pero también resaltó cómo los modernos edificios de la Ciudad de México resistieron, aquellos que fueron hechos por “grandes arquitectos y excelentes ingenieros”.

Si bien el patrimonio cultural e histórico resultó seriamente dañado en el centro y sur del país, mencionó que gracias a la documentación se podrán restaurar “aunque tomará tiempo”.

¿Qué revisión hace de lo acontecido estos dos días en la Ciudad de México, a raíz del temblor de 7.1?

Lo que hemos vivido estos días es una gran tragedia, con una ciudad totalmente colapsada, pero una vez más sirvió para dejar que emergiera lo mejor que tenemos, que es la sociedad civil. Todos salimos a participar cada uno desde su cancha, los médicos apoyando o los arquitectos a revisar edificios potencialmente dañados, hacer las recomendaciones preliminares, y ver que todo mundo participa.

Creo que no debemos caer en las fatalidades, con esta sociedad civil podemos construir un futuro mejor. Si de algo sirve una desgracia de este tipo es para darnos cuenta que podemos exigirnos mucho más de nosotros mismos y también de aquellos a quienes le encomendamos la tarea de administrar lo público.

¿Cómo ha visto la respuesta de los nuevos edificios construidos en la Ciudad de México? Particularmente se habló mucho sobre los
 rascacielos en avenida Reforma.

Claro que resistieron, son edificios estupendos que han tenido grandes arquitectos y excelentes ingenieros con el afán de convertirse en unos elementos representativos de la capital.

La posible crítica a la congestión que eso generara es un tema que va más allá de la arquitectura.

Es cierto que los edificios más dañados son aquellos de altura intermedia y sobre todo aquellos construidos en los años 70 que, por razones estructurales, no se regían por la normativa que se hizo a partir del 85, también hay algunos edificios modernos dañados, pero que se hicieron con mala calidad. Si se cumple la normativa vigente no debería por qué dañarse ningún edificio sobre éste tipo.

 

¿Cómo afrontar los daños al patrimonio arquitectónico cultural ocasionados por el sismo?

El patrimonio que tenemos es vital y va llevar tiempo repararlo. Todos ellos están bien documentados, se trata de hacerlo bien y va llevar tiempo porque será necesario, es decir, ciudades enteras dañadas también perdieron sus centros históricos.

Hay casos de edificios históricos apuntalados con polines esperando décadas para que les toque, digamos su momento.

Está todo bien documentado y creo que todo se podrá hacer debidamente, no creo que sea un patrimonio que se vaya perder.