Pastillas para úlcera gástrica se ofertan como abortivas en NL

Encontrar quién las venda no es tan sencillo, pero tras visitar varias páginas en Internet se descubrió un blog donde se puede contactar a las personas que las ofrecen de forma ilegal.
El aborto no está legalizado en el estado de Tamaulipas y el Congreso local no tiene contemplado incluir el tema en su agenda.
En los últimos siete años se han cometido 250 abortos en Nuevo León. (Yazmín Sánchez)

Monterrey

Adquirir pastillas para provocar un aborto no es fácil, pero tampoco imposible y menos si el internet está de por medio.

TELEDIARIO y MILENIO realizaron una investigación sobre la venta de Cytotec, un medicamento controlado que contiene misoprostol y cuyo fin es prevenir úlceras gástricas, pero en el mercado negro es utilizado para abortar.

Encontrar quién lo venda no es tan sencillo. Tras visitar varias páginas en Internet se descubrió en la red un blog llamado Cytotec en Monterrey, en el que se obtuvo el número telefónico de una vendedora a quien se contactó para solicitar el servicio.

"Buenos días, ¿con quién hablo?. -¿Con quién quieres hablar?- Lo que pasa es que estuve revisando en Internet alguna opción... -¿lo de las pastillas?- Sí.

En la llamada, la mujer indicó la dosis conforme a las supuestas semanas de gestación. Aclaró que en ninguna farmacia se podría conseguir las pastillas sin prescripción médica.

"Tengo siete semanas (...) -Ah bueno necesitas tres dosis, esa es de mil 400 y si estás aquí en Monterrey yo te las entrego personalmente"-.

"Tengo cierto miedo porque ya ves que esas pastillas son controladas. -Las pastillas no son tomadas, son vía vaginal. Con nosotros no ocupas receta pero en la farmacia no las puedes comprar porque te van a pedir receta obviamente-".

Al preguntarle si era ella quien obtenía las pastillas, dio una respuesta que dejó entrever la manera de operar.

"No, el chavo con el que trabajo, haz de cuenta que él las saca del laboratorio. Él saca un frasco y ya de ahí el saca los pedidos. Es eso, nada más que no te vamos a vender la caja ni el frasco".

Después pidió asegurar la compra, dando a entender que tenía que entregar más producto.

"Sí tendrías que asegurarme que las vas a querer para yo hablarle a este chavo y me las traiga".

El punto de encuentro fue una plaza ubicada sobre Miguel Alemán, en Guadalupe.

"Son mil 400. No son tomadas, son vaginales todas. Van a ser cuatro pastillas cada 24 horas de preferencia que sean por la noche. ¿Alguna vez te has aplicado óvulos? Haz de cuenta que vas a sumergir la pastillas y te la introduces hasta donde tope tu dedo", detalló.

La mujer, que iba acompañada de varias personas, en todo momento vigilaron la zona.

La Ley General de Salud indica en su artículo 226 que "no podrán venderse medicamentos u otros insumos para la salud en puestos semifijos, módulos móviles o ambulantes, destacando aquellos que sólo pueden adquirirse con receta o permiso especial de la Secretaría de Salud".

Es así como este delito federal se comete en el Estado ante la impunidad de las autoridades con el tráfico de medicamentos, que además de provocar un aborto, ponen en riesgo la vida de la persona que lo ingiere.

En los últimos siete años se han cometido 250 abortos en Nuevo León, y aunque el Código Penal lo prohíba, existen personas que comercializan medicamento para interrumpir el embarazo.