‘Pega’ frío y lluvia a Paseo Metropolitano

En esta ocasión no se vieron las miles de personas que acudieron a la actividad del año pasado.
Las friolentas condiciones climatológicas no impidieron a algunos disfrutar de un paseo matutino.
Las friolentas condiciones climatológicas no impidieron a algunos disfrutar de un paseo matutino. (Roberto Alanis)

Monterrey

La lluvia y la baja en la temperatura, hasta llegar a 11 grados, afectaron la realización del Paseo Metropolitano a lo largo de los 32 kilómetros que lo conformaron; ahora las familias, corredores y deportistas prefirieron no salir de sus casas.

Desde las 07:00 hasta las 12:00, aproximadamente, se realizó la tercera edición del paseo que fue prácticamente desairado por los habitantes de los municipios de Santa Catarina, San Pedro, Monterrey y Guadalupe.

En las otras dos ediciones de años anteriores, fue visible la presencia de miles de familias que salieron a las calles y avenidas, haciendo a un lado el automóvil.

En esta ocasión no. Sólo un puñado de ciclistas, otros trotando, unos más en patinetas, tuvieron el valor de salir para hacer ejercicio o simplemente convivir bajo la pertinaz llovizna y en el frío que se sintió desde la madrugada de este domingo.

"Pues, nos echamos la vuelta, aquí andamos desde temprano, mi hermano y yo... estábamos con que a lo mejor no nos veníamos pa' acá, porque está el clima bien gacho, pero como vinieron visitas de afuera de la ciudad, no nos quisimos quedar en la casa", dijo Andrés Ledezma, quien acudió junto con sus familiares, mientras paseaba en su patineta.

Otros simplemente mejor optaron por irse ya que el clima no ayudó en mucho y no querían mojarse.

"La lluvia no deja, ya mejor nos vamos", señaló Catalina, vecina de la calle Carlos Salazar, del Centro de Monterrey, acompañada de otro joven, que se refugiaban en unos toldos instalados sobre la calle Hidalgo, en la zona de La Purísima.

Sin embargo, algunos de los asistentes señalaron que el proyecto implementado es positivo, para convivir con la familia.

Donde sí se presentó un problema vial fue en los carriles normales de Pino Suárez y Morones Prieto, ya que los accesos estaban cerrados, y aunado a las peregrinaciones que pasan por ese tramo, ocasionaron que el tráfico vehicular diario se volviera más pesado de lo habitual.

Fue visible la falta de vigilancia por parte de elementos de Tránsito, en los accesos principales a la altura de Gonzalitos y Morones Prieto, al igual que los cruces con Félix U. Gómez y Revolución, sólo se vieron "fantasmas" bloqueando los retornos y el acceso a los vehículos.

Sin embargo, en las incorporaciones de las avenidas de mayor afluencia como Cuauhtémoc y Pino Suárez, en Monterrey; Azteca y Benito Juárez, en Guadalupe, sí estaba bien vigilado con patrullas y agentes a pie.

El Paseo Metropolitano, fue promovido por Cómo Vamos, Nuevo León, y realizado en conjunto con el Gobierno Estatal y ocho municipios del área metropolitana, universidades y organizaciones de la sociedad civil.

Según el Consejo Cívico, se ha informado que el Paseo Metropolitano pretende promover una visión integral de las vías recreativas, ver proyectos de movilidad más amplios y, sobre todo, de convivir con la ciudad de una forma no motorizada.

En esta edición se contó con dos recorridos cortos en bicicleta, el "Paseo Fuentes del Valle", cuyo punto de encuentro fue esa avenida en su cruce con la Calzada San Pedro y uno más en la Purísima, que tuvo una duración de una hora, y una distancia a recorrer de 12.7 kilómetros.

A partir de las 13:00, los puntos de recorrido del Paseo fueron abiertos a la circulación para el tránsito vehicular.

FSAD