Uno de cuatro partos en Valles son de adolescentes

En vez de bajar, la incidencia ha incrementado los últimos años; hay renuencia de adolescentes y jóvenes por utilizar preservativo.

Ciudad Valles

Los embarazos en menores de edad siguen registrándose tanto en las zonas rurales como urbanas y son muchos factores los que inciden, por lo que tanto autoridades de salud como educativas han implementado diversos programas para prevenir que adolescentes y jóvenes vean frustradas sus aspiraciones al ser padres sin haberlo planeado.

CUARTA PARTE DE PARTOS EN EL HOSPITAL GENERAL, SON DE ADOLESCENTES

El Hospital General de Ciudad Valles es la unidad médica con mayor número de pacientes en la Huasteca Potosina y los partos y control prenatal son de las atenciones más recurrentes.

En el 2014 hubo 5 mil 156 alumbramientos, de los cuales 1,353 fueron de mujeres menores de 19 años, (55 de 12 a 14 años y 1,298 de entre 15 y 19 años). Es decir que del total de mujeres que tuvieron un hijo, el 26.24 por ciento fue en el grupo de12 a 19 años de edad.

En el 2015, fueron 4 mil 912 partos de los cuales 1,239 fueron de menores, de estos, mil 187 de 15 a 19 años y 52 tenían entre 12 a 14 años, o sea el 25.22 por ciento fue en menores.

Aquí llegan pacientes no solo de la Huasteca Potosina sino de municipios de Hidalgo, Veracruz, y hasta de Querétaro y Tamaulipas.

A nivel estado, la Secretaría de Salud informó que hasta octubre del año pasado que es hasta donde se tiene la estadística actual, eran 7 mil 042 embarazos en adolescentes de 10 hasta 19 años.

La dependencia a cargo de Mónica Liliana Rangel Martínez, informó que trabaja con la estrategia de "Servicios Amigables" en todo el estado, se tienen 35 unidades de salud con personal capacitado y sensibilizado para brindar la atención, orientación, consejería y educación integral en sexualidad, donde se oferta una amplia gama de métodos anticonceptivos, cuidando la privacidad y confidencialidad de las y los adolescentes.

Otra de las acciones que se llevan a cabo para atender al sector juvenil, es mediante la empatía, de joven a joven, ya que se capacita a grupos de adolescentes que son promotores juveniles.

Actualmente en el estado se cuenta con 220 líderes juveniles, estos realizan actividades de difusión y promoción a la población adolescente para acompañarlos a los Centros de Salud u Hospitales más cercanos a su domicilio.

Este año, la Secretaría de Salud implementará una nueva estrategia de creación de brigadistas juveniles que serán capacitados como promotores con un toque intercultural, ya que se trabajará en las comunidades indígenas.

De esta forma se garantizará el derecho de las niñas, niños y adolescentes a recibir educación integral en sexualidad en todos los niveles educativos de gestión pública y privada.

ÉBANO Y CIUDAD VALLES, CON MAYOR INCIDENCIA

Dalila Martínez Cabrera, responsable del programa de Planificación Familiar en la Jurisdicción Sanitaria número V que abarca los municipios de Ébano, Tamuin, Tamasopo, El Naranjo y Ciudad Valles, reconoció que ha habido un incremento en embarazos en menores y que la mayor incidencia se tiene en Ciudad Valles y Ébano.

Dentro del programa Servicios Amigables, en el Centro de Salud de la colonia Francisco Villa en Ciudad Valles se tiene un módulo especializado donde se organizan y llevan a cabo diversas actividades tanto para prevenir embarazos como otras problemáticas del sector juvenil.

"Se llevan a cabo diversas actividades, en junio se hicieron campamentos y juegos deportivos, en septiembre la Semana del Adolescente, se hacen ferias y desfiles, esto aparte de las actividades que se realizan en los planteles educativos, principalmente en los de nivel medio superior y secundarias donde se promueven los métodos anticonceptivos, sus derechos sexuales y reproductivos, valores, prevención de violencia familiar o en el noviazgo, depresión, adicciones, el objetivo es que cumplan con sus expectativas de vida, que no se sientan fracasados por embarazos no planeados o deseados".

Mencionó que cuando se detecta algún joven con una situación que requiera de una atención especializada, se canaliza a alguna otra instancia como el Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) o el Centro Integral de Salud Mental (Cisame)) El trato que se les da en los centros de salud es con total privacidad y confidencialidad, y no necesitan ir con sus padres o acompañados de un adulto.

"Se da orientación a los padres porque por ejemplo el papá se da cuenta que la hija trae implante y la lleva para que se lo quiten, sin saber que esto es un derecho del adolescente, que ya hay leyes y tratados en los que se estipula que no hay necesidad que los padres autoricen para que los hijos se protejan o se sometan a un programa de planificación", expresó.

Para que los jóvenes se sientan con mayor confianza se forman los "Grupos de Adolescentes Promotores por la Salud" quienes dan las orientaciones a los de su misma edad.

Martínez Cabrera refirió que algunos de los factores que han generado el incremento del embarazo adolescente son la falta de información, de comunicación, de educación integral de la sexualidad y salud reproductiva, y de acceso oportuno a métodos anticonceptivos, así como la carencia de oportunidades y de espacios de participación.

La eclampsia, preeclamsia, amenazas de aborto, muerte materna o perinatal, son algunos de los riesgos obstétricos y consecuencias que pueden padecer las adolescentes en edades de 10 a 19 años de edad con un embarazo no deseado.

Del 2000 al 2012, el porcentaje de nacimientos en las jóvenes incrementó de 15.5 a 19.1 por ciento, de acuerdo a información de la Secretaría Técnica del Consejo Estatal de Población.