“Somos parte del tráfico, tenemos derecho de vía”

El grupo Bike at Night asegura que tienen derecho como una motociclista y piden respetar su metro y medio de carril.
Los ciclistas piden el respeto de un metro y medio de vía.
Los ciclistas piden el respeto de un metro y medio de vía. (JESÚS JIMÉNEZ)

Tampico

Para muchos, el ciclismo y los grupos de ‘rodada’ es una moda que se expande en las principales ciudades del país, y topa con las carencias y deficiencias de la vialidad, pero que son un desahogo para el tránsito vehicular.

Se estima que en Tamaulipas el ciclismo recreativo ha crecido desde un 600 hasta un 1000 por ciento en las principales ciudades de la entidad por medio de los “grupos de rodada”.

“Soñamos con ciclovías, vemos en ciudades como Guadalajara, el DF y Mérida ya hay, y esperemos no tarde mucho que las autoridades nos tomen en cuenta aquí” comenta Blanca Mancha, una de las iniciadoras del grupo de ciclismo Bike at Night y ciclista de afición.

“Hace muchos años pasaban los automovilistas y me nalgueaban, afortunadamente nunca me caí, pero reflejaba la falta de respeto; tienen que respetar (los automóviles) ese metro y medio como ciclista, somos parte del tráfico, tenemos derecho de vía” dice la entrevistada.

La primer acción será acercarse a un sindicato de transporte urbano, reconoce, respetar el espacio para la bicicleta, apoyados por los municipios Tampico, Madero y Altamira.

“Tenemos derecho como una motocicleta con nuestro carril, pero mucha gente no lo sabe y nos gritan ‘hazte a un lado’ y como ocupamos un pequeño espacio nos quitamos, pero tenemos derecho de transitar como un vehículo”.

Ángel Álvarez, otros de los miembros del grupo cuenta “los carros se te aventaban, no te dejan entrar a otra calle, en los semáforos se atraviesan; pero hay más facilidad en el último año, te dan el paso, se abren, puedo ir más tranquilo, siempre y cuando sea en el lado de circulación”, relata Ángel.

Otro de los problemas es que hay ciclistas que aun no se ven como parte del tránsito, y no cumplen con las reglas viales, como no subir a las banquetas y parque públicos o ir en contra ruta.“Hacemos bloqueos, somos un grupo bastante grande, por ejemplo Shanti y Checolin bloquean el semáforo para que pueda pasar el contingente, la gente se desespera, nos empiezan a gritar, a alguno se ofende, nosotros les damos gracias, tenemos que ser muy accesibles para que tengamos el plus de que no se molesten tanto con nosotros”. 

Siguiendo las SDR

Luego del 5 de abril, fecha en que detonó la inseguridad en los municipios Tampico- Madero- Altamira, el grupo Bike at Night decidió suspender las convocatorias para 'rodar' en la ciudad.

La primera medida fue parar por dos meses, pero poco a poco, las bicicletas comenzaban a salir por cuenta propia de sus dueños, sin necesidad de grupo, otra muestra de la intensidad de esta afición.

"Aunque el grupo es libre y no es algo oficial, sí sentimos la responsabilidad por quienes acuden a las convocatorias del face, por eso se decidió no llamar a salid a 'rodar'", explica Shanti Paz, parte del staff de Bike at Night.

Pero poco a poco algunos ciclistas salieron a recorrer la ciudad y sin consecuencias, solicitaron a los organizadores volver a convocar y el grupo decidió retomar, pese a los eventos esporádicos de violencia, sus recorridos nocturnos por la zona conurbada, pero incrementando la seguridad.

"La gente como quiera salía a 'rodar', eso nos motivo", comenta.

Ángel Álvarez miembro del staff comenta que quienes acordaran escoltar, guiar y los tripulantes de las barredoras, aparte de ir conectados por radios, seguían por medio de redes sociales los eventos de violencia en la ciudad.

"Íbamos con los teléfonos frente a nosotros en la bicicleta siguiendo las redes sociales, si veíamos alguna situación que alertara, pues modificábamos el rumbo. Afortunadamente nunca nos cruzamos por alguna balacera".

Sin embargo, los radiocomunicadores, debido a los largo de los contingentes, no eran suficientes para entrelazar la coordinación, y debieron improvisar para alertarse de cualquier situación de riesgo, y hoy, una de las necesidades es buscar radios de mayor capacidad de comunicación.

Durante ese periodo también se tuvo el apoyo de elementos de la Policía Federal, Marina y Protección Civil de Ciudad Madero, que resguardó a los contingentes que se negaron a encerrarse ante los enfrentamientos de grupos delictivos que acabaron con parte de la vida nocturna de la zona conurbada.

Durante ese tiempo, también solicitaron que los menores de edad no acudieran y analizaron consejos para resguardarse en caso de balacera.

Preparan aniversario

Bike at night se conforma de varios grupos de montaña, ciclismo de carreras, recreativo, incluso de corredores, pero sobre todo ciclistas amateurs los convierte en una gran familia.

El 'staff' se reúne a las ocho y media de la noche, cerca de 10 personas que guían al grupo libre y resguardado por dos 'barredoras', camionetas encargadas de levantar a los caídos, 'ponchados' y otras personas que no culminan el recorrido, y los trasladan durante la jornada en los automotores.

Run and Bike, Puerto Bicicletero, Ciclismo Montaña, son algunos de los grupos que se unen dos días a la semana, martes y jueves.

El grupo que inició con menos de 20 ciclistas ha logrado reunir hasta 300 en una noche, para llevar sus recorridos de 20 y 30 kilómetros

El próximo 9 de agosto Bike at night celebrará el primer aniversario con los diversos grupos que lo conforman, en un recorrido que culminará en playa Miramar, pero cumplir ese año les ha costado hasta 'mentadas'.

El recorrido desde la plaza Jalisco será por una parte de la ciudad hasta llegar a Miramar donde tendrán una cena, evento privado e incluso campamento nocturno.