Fundidora sembrará árboles con 17 mdp del Fondo Metropolitano

Romperán áreas de pavimento para adecuarlas como jardineras y sembrar ahí 201 árboles nativos, informó Eduardo flores, director de Desarrollo y Control Arquitectónico del parque.
Se plantarán árboles nativos.
Se plantarán árboles nativos. (Guadalupe Sánchez)

Monterrey

El Parque Fundidora incrementará sus áreas verdes y la cantidad de sus árboles, en una hectárea en total, donde se plantarán 201 árboles nativos.

El proyecto de reforestación tendrá una inversión de 17 millones de pesos, provenientes del Fondo Metropolitano, que fueron etiquetados para ese fin, señaló Eduardo Flores, director de Desarrollo y Control Arquitectónico del Parque Fundidora.

A raíz de que la ciudadanía pidió al Parque Fundidora no gastara ni un solo metro cuadrado de jardín, es que se buscaron  espacios que no fueran tan necesarios con pavimento y se pudieran convertir en área verde.

Algunas zonas donde había concreto, fueron modificadas, con el retiro de la placa para espacio a césped, jardineras y árboles.

 “Los planos urbanos y los planos maestros que tenía Fundidora contemplaban algunas explanadas muy grandes de concreto”, señaló Flores.

Son cinco las áreas que serán reforestadas, una de ellas en el acceso 1, entre Cintermex y el hotel Holiday Inn.

“Esta área que es la de pits que todo mundo conoce por la temporada de carreras de Fórmula Indy, la otra es la plaza Mitsubishi, un acceso que lleva Plaza Sésamo y acceso de servicio que está en el Parque Fundidora 2.

“El proyecto recibe fondos federales a través del Estado, la asignación en números globales es de 17 millones de pesos, se inició este año, creemos que para otoño del 2014, la gente la podrá hacer uso de esas instalaciones”, señaló.

Parte del proyecto es construir una fuente frente a la entrada principal de Cintermex, además de andadores para los peatones, arbustos, áreas de césped y mobiliarios urbanos como basureros y bancas.

Las especies nativas de árboles que ya se empezaron a plantar son Anacahuitas, arboles vistosos por sus flores blancas que pueden alcanzar de 8 a 10 metros de altura, y tiene  la particularidad de que es el árbol portador de la flor representativa de Nuevo León.

Otra especie es el Palo Blanco y las retamas que durante casi todo el año presentan grandes racimos de flores amarillas.