IP proyecta la creación de eco parque temático

En más de cinco hectáreas se alojarían especies animales confiscadas o llevadas de forma voluntaria a las dependencias de gobierno como la Profepa o Semarnat.
La Huasteca potosina con vegetación idónea para distintas especies.
La Huasteca potosina con vegetación idónea para distintas especies. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Empresaria del ramo turístico pretende crear un parque natural temático donde se puedan alojar especies animales confiscadas o llevadas de forma voluntaria a las dependencias de gobierno como Profepa o Semarnat y que no puedan ser reintegradas de inmediato a su hábitat.

La entrada sería a través de grupos pues habrá guías que les harán las explicaciones sobre la flora y fauna del sitio.

La Huasteca Potosina es vasta no solo en paisajes paradisiacos de cascadas y ríos, sino también de flora y fauna, sin embargo especialistas estiman que en las últimas décadas se ha devastado una gran cantidad de selva, tal vez la mitad de lo que se tenía, y con ello se han ido extinguiendo especies animales que ya no existen o que están en riesgo de extinción.

Ciudad Valles y Tamuin tienen la Reserva de la Biósfera Sierra del Abra Tanchipa que abarca más de 21 mil hectáreas y que el 6 de junio de 1994 fue declarada área natural protegida.

"Se dice que no podemos proteger lo que no conocemos", dice el ambientalista ecólogo vállense Alejandro Aguilar Fernández quien refi ere que a partir de que conozcamos la riqueza natural que existe en la región vamos a preservarla, por lo que es importante saber qué tenemos y qué función cumple cada ser vivo que nos rodea.

"UN PARQUE JURÁSICO"

La empresaria del ramo turístico Ena Mildred Buenfil Zamudio dio a conocer recientemente un proyecto en el que lleva trabajando un año y medio: "Selva Teenek Ecopark" o "UMA Selva Tének" que será un parque temático donde habrá animales que los visitantes podrán ver, pero no será un zoológico sino que albergará especies que haya sido rescatadas o aseguradas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) o por la misma población. "¿Será un Parque Jurásico? Fue la pregunta que me hizo mi hija y obviamente no habrá dinosaurios pero sí animales que se podrán admirar casi como en su hábitat natural", refirió, mencionando que ya iniciaron el trámite ante la Semarnat para su operación y podría empezar operaciones en el verano de este año. Será un espacio de 5.25 hectáreas donde se combinará arquitectura y diseño sustentable con un concepto enfocado a la educación ambiental.

Esta Unidad de Manejo para la Conservación de los ecosistemas (UMA) estará en el ejido El Platanito, cerca del paraje Cascadas de Micos y la intención es alojar distintas especies como el jaguar, el puma, el ocelote, el pécari y el venado cola blanca.

El arquitecto Roberto Pérez Rodríguez, experto en la elaboración y coordinación de proyectos sostenibles en entornos naturales y el Biólogo Juan Pablo Silva Castañeda, experto en el manejo de vida silvestre con énfasis en felinos silvestres nacionales, ambos oriundos de Jalisco participan del proyecto que "incorpora la historia de la cultura tének en su mística y se retoma la arquitectura vernácula como parte de su imagen".

La infraestructura que se haga en el sitio no rebasará el dos por ciento del terreno, por lo que los animales no estarán en jaulas sino en espacios con las medidas que estipulen las normas ambientales como en el caso del jaguar que debe tener un área de 5 mil 500 metros cuadrados por cada individuo.

Será un atractivo más para esta región turística, se motivará a la generación de proyecto productivos comunitarios de los poblados aledaños, se posicionará al jaguar como imagen y atractivo en la región por su importancia histórica y natural, además de promover la grandeza cultural de la etnia Tének.

PRESERVACIÓN DE ESPECIES

La UMA Selva Tének podrá alojar jaguares, pumas, ocelotes y otras especies de felinos y mamíferos endémicos de la región, lo que ayudará a promover su conservación.

El proyecto está avanzando, primero con la educación ambiental en las comunidades aledañas como Rancho Nuevo y el mismo ejido El Platanito donde se están dando capacitaciones o pláticas a los pobladores y el principal objetivo es cambiarles la mentalidad pues tienen ideas muy arraigadas.

"La gente que trabajará directamente en el mantenimiento y cuidado de ejemplares los vamos a ir seleccionando porque no puede ser cualquiera, debe tener una afinidad en el cuidado de los animales y empiece a tener esta misma idea de conservación.

Hace unos días que la gente estuvo haciendo limpieza del predio, preguntó un señor, ¿y los venados que van a tener aquí los van a liberar después para que los podamos cazar?, entonces es ese tipo de mentalidad que tenemos que empezar a trabajar", refirió el arquitecto Roberto Pérez.