“Paranoia justificada” en Centro Universitario de Ocotlán

El presidente de la FEU, Alberto Galarza, dijo que no se suspendieron las clases, pero los estudiantes no se atrevieron a asistir.

Guadalajara

Aunque no se suspendieron las clases en el Centro Universitario de la Ciénega (Cuciénega) de la Universidad de Guadalajara, los estudiantes no se atrevieron a asistir, porque hay “una paranoia justificada”, afirmó el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, Alberto Galarza.

En entrevista, señaló que el miedo que hay entre la población de Ocotlán y, en particular, entre la comunidad universitaria, provocó que los jóvenes no acudieran a clases, ya que nunca se habían registrado hechos como los de este jueves, en los que perdieron la vida once personas.

Además, indicó que el enfrentamiento comenzó afuera del Centro Universitario y terminó en el centro de la cabecera municipal.

Alberto Galarza indicó que “lo que sucedió es una muestra del nivel de violencia que hay en todo el país, que Jalisco ya no es donde hace mucho tiempo había tranquilidad. La violencia ha permeado en todo el estado”.