Para 13 mil edificios escolares, sólo 200 peritos en Edomex

Muchos de ellos trabajan de manera voluntaria a través de colegios o agrupaciones, otros lo hacen sólo para particulares.
Efectos.
Efectos. (Archivo )

Toluca

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Mario Vallejo Valdés, afirmó que en el Estado de México se cuenta sólo con 200 peritos para inspeccionar la seguridad estructural de más de 13 mil edificios escolares.

Si bien la revisión tarda sólo entre una hora y un día, según las dimensiones del inmueble, el personal existente para la tarea es insuficiente.

El especialista explicó que además no todos los peritos mexiquenses están participando de manera voluntaria en la revisión de instituciones públicas debido a que también están siendo contratados por la iniciativa privada para revisar sus edificios, por ello el proceso para que abran todas las instituciones educativas podría tardar otras dos semanas.

Quienes en este momento se están abocando en la labor son en su mayoría ingenieros civiles y arquitectos con cédula profesional para efectuar esas labores conforme a lo que marca el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), por lo que hacen una observación del inmueble y llenan el formato emitido por dicha dependencia.

Actualmente el Colegio de Ingenieros de la entidad así como el de Arquitectos y la CMIC, están colaborando de manera altruista debido a sus conocimientos.

Mencionó que no es necesario contar con el grado de perito, siempre y cuando sean ingenieros y arquitectos con cédula profesional y título que conozcan de construcción y estructura.

TE RECOMENDAMOS: Se verificará seguridad de Maravillas Ceylán: Ugalde

Derivado de la exanimación ocular detectan inmuebles con daños severos, regulares y leves. Las principales detecciones que deben hacer son de grietas y son consideradas como tal cuando exceden los 4 milímetros y cuando son menores de eso son fisuras, por lo que no implican mucho riesgo.

Si una grieta atraviesa el muro o el elemento estructural, si hay desplome de los castillos, columnas o no están en forma vertical sino inclinadas, puede haber riesgo asimismo si las losas no conservan su horizontalidad.

Toman fotografías del sitio y se arma un expediente y a partir de ahí determinan que nivel de afectación, si es regular o menor no hay riesgo de habitar esos inmuebles, solo hay que reparar fisuras o grietas que no representen peligro.

Se consideran daños severos y por lo tanto que ponen en peligro a la gente cuando los soportes de la construcción que son columnas, castillos, trabes y losas están rotas en su mayoría, en ese caso, no hay más que demoler el inmueble.

Cada uno de los que están colaborando con la revisión tienen la orden de que si tienen dudas deben acudir con personal especializado para que ellos sean quienes realicen el dictamen para no cometer negligencias.

Regularmente van dos personas a llevar a cabo las inspecciones. Mencionó que esto le correspondería hacerlo a Protección Civil; sin embargo, se trata de una situación sui géneris por lo que no hay estado o país que esté preparado para este tipo de acontecimientos y el regreso a clases de todas las escuelas podría tardar dos semanas más.

De acuerdo con el formato de CENAPRED en la revisión debe señalarse también el lugar donde está ubicada la escuela si es en ladera, planicie o rivera, cómo está conformado el sistema estructural si tiene marcos de acero, de concreto, adobe, madera, lámina, el tipo de losa, de techo y cimentación.

Deben señalar si hay vulnerabilidad por irregularidades en planta, como asimetría por muros, cubos, aberturas, o geometría irregular.

Especificar el tipo de daños como grietas en el terreno, hundimientos, inclinación del edificio, si hay colapso de losas o grietas así como en el caso de columnas y trabes, si existe aplastamiento, pandeo de barras de placas o fallas en la soldadura.

Respecto a los pisos si hay colapso, aplastamiento, pandeo o grietas.

El presidente de la CMIC mencionó que por cada escuela se pueden llevar media hora cuando son dos aulas aproximadamente hasta un día sin contar los traslados que llevan a cabo al Valle de México o a otros municipios lejanos además de acuerdo al tamaño del inmueble como el Miguel Alemán ubicado en Toluca que es amplio.

Mencionó que uno de los inconvenientes que han encontrado es que a veces no están abiertas las instituciones y no pueden acceder entonces hay que esperar. Dijo que a pesar de estar en coordinación con la Secretaría de Educación a veces hay inconvenientes.

LC