Advierten aparición de nuevas pandillas

Tras el ataque a una tienda de ropa, antropólogo apunta que nuevos grupos utilizan estos métodos como medio de advertencia hacia la sociedad.
La tienda de ropa "El Asturiano" fue atacada el pasado domingo.
La tienda de ropa "El Asturiano" fue atacada el pasado domingo. (Especial)

Monterrey

E l modus operandi del grupo criminal que atacó con bombas molotov a la tienda de ropa El Asturiano el pasado domingo, indica la aparición de nuevos grupos criminales consolidándose en la entidad, consideró el antropólogo Lorenzo Encinas, en entrevista para MILENIO Monterrey.

Ante las declaraciones contrapuestas que sostuvieron Aldo Fasci, vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad, y el secretario de Seguridad Pública Estatal, Cuauhtémoc Antúnez, sobre si se trató de actos de delincuencia organizada o pandillas, el antropólogo explicó que hay cierto tipo de perfiles criminales que pueden ayudar a determinar el móvil del ataque.

TE RECOMENDAMOS: Lanzan bombas molotov a negocio en el centro

"Para saber a ciencia cierta quién fue, hay cierto tipo de perfiles; en este caso, por las características de la bomba, es muy fácil presuponer que son actividades delincuenciales de personas que apenas están empezando dentro de sus actos criminales.

"Porque una banda perfectamente organizada en cierta medida no comete ese tipo de pifias, en el sentido de que hubieran aventado ya una granada porque tienen las posibilidades económicas de poder adquirir una granada y pudieran haber sido un tipo de personas que no tienen la capacidad organizativa o adquisitiva para tener un artefacto explosivo de grandes dimensiones y es por eso que recurrieron a la bomba molotov", dijo.

Otra teoría, consideró, puede ser que al tiempo que escala la violencia en el estado, algunos grupos de delincuencia organizada utilizan estos métodos como medio de advertencia hacia la sociedad en general y comercios para generar miedo y posicionarse nuevamente.

Aunque insistió en que el uso de una bomba molotov indica que se trata del surgimiento de grupos delictivos de "segunda generación" que cuentan con bajas posibilidades económicas, pero que no dejan de ser una llamada de alerta porque comienzan a ganar terreno.

Por último, señaló que más allá de que las autoridades difieran del móvil de la agresión, lo que hay que destacar son las condiciones en las que se suscitó el incidente: en un lugar céntrico y resguardado por elementos policiacos.