Artesanos, incompetentes ante reforma hacendaria

La Unión de Artesanos del Sur de Tamaulipas indica que la mayoría de sus socios tienen trabajos como chofer, albañil o cualquier otra labor que les deje dividendos.
Esperan mejores resultados durante la próxima temporada vacacional de Semana Santa.
Esperan mejores resultados durante la próxima temporada vacacional de Semana Santa. (Francisco Soto)

Tampico

La Unión de Artesanos del Sur de Tamaulipas se declaró incompetente ante la falta de conocimiento tecnológico necesario para realizar los procesos de actualización fiscal, tras la entrada en vigor de la reforma hacendaria durante este año.

Carlos Hernández Pavón, presidente del gremio de artesanos, dijo que por ahora, solo buscan trabajar para poder subsistir pues consideran que la situación del país empeoró con la aplicación de la reforma, y no les dejó opción para adaptarse.

“Sí estamos buscando que nos capaciten, para decirle al Presidente que no tenemos recursos, y que si quieren que vayamos a hacer colas de mucho tiempo, y que si quieren que usemos Internet, pues que nos enseñen a usarlo”.

Refirió que solo el 40 por ciento de los agremiados a la Unión de Artesanos del Sur de Tamaulipas actualmente se encuentran produciendo y abriendo sus establecimientos, preparándose de cara a la próxima temporada vacacional, pues las ventas son tan bajas que dejó de ser rentable el negocio, por lo menos entre semana.

Hernández Pavón señaló que en la zona existen más de 300 artesanos que se encuentran en la misma situación de conflicto por los procesos que deben cumplir ante la autoridad para desarrollar su negocio, además de buscar contrarrestar las bajas ventas que presentan en temporada baja de turismo.

“Muchos han buscado empleos de choferes, de albañiles o de lo que lleguen a encontrar para completar el ingreso, porque de las artesanías ya no se puede. Ahora surtimos lo que se pueda, no todos podemos surtir lo mismo; podemos ver que el 60 por ciento de los artesanos están cerrados porque la crisis está fuerte, y que además del clima, la situación del país considero que está difícil”, indicó.

“Estamos registrados en Hacienda y tenemos que hacer el pago de los impuestos, y ahí no nos apoyan porque al gobierno realmente ni le importa si vendemos o no; nosotros tenemos que cumplir como toda la gente y pagar”.

Explicó que tras el mal clima  que se ha presentado en las últimas semanas, los empresarios han aprovechado para surtirse con caracol y concha que arroja el mar y con ello, producir el 80 por ciento de los productos que se venden en la región.

Indicó que esperan que durante la próxima temporada vacacional exista una buena afluencia de turismo, pues las bajas ventas que han tenido desde el tercer trimestre del año pasado solo les alcanza para cubrir el gasto diario, y ello ha sido una razón por la que la mayoría de los artesanos han buscado otra actividad.