Sin pago de por medio cañeros de El Mante seguirán en paro

Hartos de que los industriales no les paguen lo que les adeudan después de casi un año, campesinos se negaron a seguir entregando la materia prima para producir azúcar.
Los cañeros señalan que los dueños del Ingenio, prometen pero no cumplen.
Los cañeros señalan que los dueños del Ingenio, prometen pero no cumplen. (Milenio Digital)

El Mante

Cansados del incumplimiento en pagos por parte de los dueños del Ingenio El Mante, productores cañeros de este municipio paralizaron toda actividad hacia el interior de la fábrica, al dejar de entregar la materia prima para la elaboración de azúcar y advirtieron que si no hay un pago de por medio, seguirá detenida la molienda.

Organizaciones de productores, decidieron que no entregarán ni una sola caña al Ingenio propiedad del Grupo Sáenz, ante el adeudo que rebasa los 100 millones de pesos, producto de la suspensión de pagos de pre liquidaciones, liquidación final e incluso diferencial que data de diciembre del 2013.

Alfredo Guevara, líder de una de las dos organizaciones cañeras en El Mante, dijo que desde diciembre del 2013 o a más tardar en enero del 2014, los industriales debieron de comenzar a pagar las pre liquidaciones correspondientes a la primera caña entregada y no lo hicieron.

Después, al concluir la zafra, a más tardar el 28 de julio del presente año debieron de haberles pagado la producción entregada, que fueron más de 850 mil toneladas y eso tampoco sucedió.

Esto según dijo, motivó paros, bloqueos y protestas pero finalmente una nueva promesa de pago derivó en el hecho de que los campesinos aceptaran iniciar la zafra y comenzar a entregar parte de las 750 mil toneladas que se estima se molerán durante la presente zafra.

"Empezamos la zafra porque nos dijeron que nos iban a pagar, pero ya llevábamos casi 20 días de actividad, ya se habían molido cerca de 80 mil hectáreas de caña y quedaron (los dueños del ingenio) muy formales de que aterrizarían al menos un pago parcial de 8 millones de pesos a repartirse entre los productores para más tardar el 29 de noviembre y como eso no sucedió y ya estamos cansados de las promesas incumplidas, decidimos parar".

El dirigente campesino, destacó que el mayor problema, es que aparte de la desatención en el tema, los industriales hacen nuevas promesas pero no "ponen dinero sobre la mesa" que es lo que ocupan los campesinos para tener certeza de que esta vez cumplirán con todo lo que les deben