Tras pago de fianza, salió libre el director

Filiberto García fue detenido el viernes y ahora está "como la fresca mañana", acusó una mamá.
Hoy sostendrán una nueva reunión en las instalaciones del colegio.
Hoy sostendrán una nueva reunión en las instalaciones del colegio. (Alondra Ávila)

Toluca

La mañana de ayer, los padres de familia de los 13 niños que presuntamente fueron abusados sexualmente por el profesor Federico Ortiz García en la primara federalizada Emiliano Zapata de San Mateo Atarasquillo en Lerma, acudieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) para dar seguimiento a su denuncia.

Los afectados arribaron a la procuraduría a las nueve de la mañana para hablar con sus abogados y los fiscales responsables del caso. Tras una hora regresaron a su comunidad para verificar las labores del Ministerio Público que este martes revisó las instalaciones.

Viviana Vidal, madre de una de las víctimas, aseguró que la dependencia está cumpliendo con su trabajo, los está apoyando y está dando puntual seguimiento a las investigaciones. Peritos de la Procuraduría acudieron a la escuela para revisar los salones y las cosas del maestro. Aseveró que hasta el momento hay 13 denuncias formales en contra del profesor, quien sigue prófugo.

Apuntó que tras pagar una fianza, el director de la escuela, Filiberto García, quien fue detenido el pasado viernes, salió libre el domingo en la madrugada y esta como la fresca mañana como si no hubiera pasado nada. Lamentó que los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM) hayan hecho caso omiso a sus denuncias y hayan asignado al director a otro plantel en una comunidad cercana.

No nos parece que se le haya asignado a otro plantel cuando el problema sigue aquí, al parecer él sigue teniendo contacto con el maestro porque son parientes, es su familiar. Por padres de familia supimos que el director se presentó en la primaria de la colonia Agrícola Analco, estuvo esta mañana ahí.

Expresó que de acuerdo con SEIEM, ni el director ni el maestro pueden ser removidos de sus cargos hasta que se demuestre su culpabilidad. "No es justo porque hay muchos niños afectados física y psicológica, SEIEM no nos ayuda, solo quiere taparnos la boca". Este miércoles al medio día los padres de familia se reunirán nuevamente en la escuela para exigir justicia a las autoridades escolares.