Iglesia denuncia a sacerdote pederasta

Al padre se le atribuyen al menos cien violaciones, según el departamento de Justicia del Tribunal Eclesiástico en este Estado; la denuncia ya está ante Procuraduría General de Justica estatal.

San Luis Potosí

La Procuraduría General de Justicia del Estado ya recibió la primera denuncia contra el sacerdote Eduardo Córdova Bautista, acusado públicamente desde hace unas semanas de al menos cien violaciones contra niños y jóvenes, ocurridas en el lapso de algunas décadas. La querella fue puesta la tarde de este jueves a través de un oficio suscrito por el Canónigo Doctor Gilberto Amaya Martínez, promotor de Justicia del Tribunal Eclesiástico de San Luis Potosí, mediante el cual hace del conocimiento hechos delictuosos atribuibles a Eduardo Córdova Bautista, solicitando se le tenga por denunciados los hechos, con total disponibilidad de informar y cooperar con las autoridades.

En un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del Estado encabezada por Miguel Ángel García Covarrubias, señala que la dependencia asume y refrenda el compromiso de iniciar la correspondiente Averiguación Previa y llevar a cabo las investigaciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos, con total respeto a la garantía de legalidad, a los Derechos Fundamentales de las Víctimas del Delito y tomando en consideración las Directrices sobre la Justicia en Asuntos concernientes a los niños y víctimas y testigos de Delitos.

La Arquidiócesis potosina ofreció toda la cooperación necesaria a la Procuraduría General de Justicia del Estado para que se esclarezca este delito del que se le acusa a Córdova Bautista, aunque se aclaró que también los datos a entregar estarán sujetos a la autorización de los denunciantes.

El artículo 147 del Código de Procedimientos Penales Vigente en el Estado establece que toda persona que tenga conocimiento de la comisión de un delito que debe perseguirse de oficio, está obligada a denunciarlo ante el Ministerio Publico y en caso de urgencia, ante cualquier funcionario o Agente de la Policía y por ello en su momento, se citará a declarar ante la autoridad a aquellas personas que tengan información sobre los hechos que se investigan.

Desde hace poco más de un mes salieron a la luz pública las acusaciones contra el padre que, siendo catedrático en un colegio particular de la capital potosina, cometió los abusos y violaciones contra más de cien niños, adolescentes y jóvenes desde los años 80.

El sacerdote ocupó hasta el 2013 el cargo de apoderado legal de la Arquidiócesis de la entidad.