El Padre Juan es querido en León

El sacerdote actualmente es párroco en la iglesia de San Pío X y ha sanado a varias personas, por eso es un personaje del 2017
El Padre Juan Rodríguez Alba.
El Padre Juan Rodríguez Alba. (Especial )

León, Gto.

El padre Juan Rodríguez Alba lleva 36 años como sacerdote, desde que se ordenó el 7 de junio de 1981; ya fue director espiritual en el Seminario Menor, en 1982 fue director del Curso Introductorio Diocesano, realizó sus estudios de Teología en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, además ha sido Abad de la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato y actualmente es párroco de San Pio X en León.

Se ha ganado el cariño y respeto de sus feligreses de todas las edades, sin importar si son hombres o mujeres, no solo de diferentes colonias de León, sino de otras partes del estado e incluso del país. Hoy él ayuda a sanar las almas de las personas que reconocen que tienen una enfermedad relacionada con el mal.

El Sacerdote Juan tiene un nombramiento para realizar exorcismos, esto por un curso que tomó en Roma, en León solo hay dos los sacerdotes especializados que pueden realizar exorcismos y el padre Juan es uno de ellos.

Esto le ha permitido realizar a cientos de personas oraciones de sanación todos los miércoles en el templo de San Pio X, incluso hoy ni siquiera tiene la cuenta del sin número que ha ayudado a sanar.

Y es que las personas que acuden dice tienen enfermedades que desconocen, "hay personas que tienen algún daño físico , no del alma y se le hace una oración de liberación, por el poder de su sangre presiona, por la intervención de los arcángeles se le pide que se vaya, simplemente hemos visto que la misma persona por el poder de Cristo que nombren muchas veces a la virgen o recen un rosario ,y así quedan liberados".

En las misas llamadas "De sanación", afirmó el presbítero que acuden muchos enfermos, " como cuando acudían con dios que acudían los enfermos y es como el anunciaba el evangelio cuando les daba consuelo, por que los enfermos son más dócil de cambiar su vida".

Señaló Rodríguez Alba, el que hace en realidad los exorcismos es Dios, pues ya que  al reconocer los pecados, es cuando dios intercede por las personas para sanarlas, es como lo comenta el padre Juan, pues ya que dice que el confesarse es el verdadero exorcismo en el cual interceden  Jesucristo, la Virgen María y San Miguel Arcángel.

En las homilías  señaló el Padre que tratan de hacerles ver a los feligreses que no vayan con curanderos, psíquicos o chantajistas que solo les quieren sacar el dinero, "con  los sacramentos quedan liberados, cuando se debilita la fe, andamos creyendo en todo hasta en las promesas políticas, Jesús es el único salvador".

Comentó que las personas que se retiran de la fe, son más propensas a contaminarse de espíritus malignos, " no son con malas vibras si no con espíritus malignos y yo en particular me interesado mucho en mi sacerdocio es  la pastoral de enfermos y la promoción de la espiritualidad María".

El presbítero,  puntualizó que tiene mucho devotísimo a la Virgen, " cuando yo era muy chico me enferme y me encomendaron a la virgen de San Juan y me alivie y le tengo mucha fe, y quiero que la busquen que la amen y a la pastoral de los enfermos por que estuve muchos días y  sé que es un momento clave para que la gente se entrega a dios".

Es  muy conocido el Sacerdote Rodríguez, ya que por su trayectoria siempre ha dado su opinión en temas políticos o de la sociedad, ya que puntualizó que  principal objetivo es la evangelización, y el reto más grande es la dispersión, " hoy vivimos una cultura, la gente ya no tiene tiempo para orar, para reflexionar, tiene mucho tiempo para espectáculos, para diversiones, la televisión, es lo que nos hemos enfrentado en la evangelización, se convierte como un tipo de droga de adicción, no tiene tiempo para el alma".

Las razones por las cuales decidió dedicarse a propagar la palabra del señor fue, " Yo tenía un hermano que entro al seminario y yo venía a visitarlo a traerle la ropa y me invitaban a jugar y a participar en eventos académicos, y me gusto el seminario, se encariña uno con la casa los compañeros y cuando termine la prepa hicimos una misión en alguna comunidad de  zacatecas y es donde ve uno donde hay necesidad del evangelio y fue donde germino más fuerte la vocación".

El Padre Juan que el ministerio sacerdotal tiene muchas riquezas, en donde la más grande es el evangelio que es la sabiduría de dios y es lo que hace que brote la fe," Ofrecer la gracias de Cristo a través de los sacramentos,  los seres humano somos enriquecidos por los sacramentos, desde  el bautismo, la eucaristía, la unción de los enfermos, la eucaristías es una riqueza para el ser humano administrando los sacramentos desde luego buscando que los fieles lo reciban con la debida preparación, y la otra es promoviendo con los fieles la caridad, la convivencia la solidaridad, no es por mera filantropía si no como expresión de la fe, por la fe sin caridad sin obras es mentira".

Señaló el Párroco que en estos tiempos es muy difícil  que los feligreses administren los sacramentos, comentó que hay muchas personas que están en unión libre, " deben institucionalicen para que reciban los sacramentos, deben de recibir los sacramentos diario así como nos alimentamos , el alma a que alimentarla diaria".

Para el Padre Juan finalizó, "no debemos estar obsesionados por este tema, lo más importante que lleven una disciplina, en el ambiente es muy contaminado, que percibe disgustos , como amargura, tristeza miedo ,seamos cristianos en todos los aspectos ".