Osteoporosis, una grieta en los huesos

Mujeres adultas fallecen más por fracturas de cadera y columna que por cáncer de mama.
El 50% de los pacientes puede llegar a morir en los dos años
El 50% de los pacientes puede llegar a morir en los dos años (Especial)

Guadalajara

Elena quedó confinada en una cama a los 83 años de edad. Había sido una mujer vigorosa y según dice “sana dentro de lo que cabe”, al menos, hasta el sábado aquél en que resbaló en el cuarto de baño y se fracturó la cadera. Una cirugía y una placa de metal para sustituir el hueso astillado le salvaron, pero no ha vuelto a caminar. De eso hace siete meses. Elena sufre osteoporosis y su pronóstico no es bueno, si se revisan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): la mitad de los adultos mayores que sufren una fractura mayor (cadera o columna) a causa de esta enfermedad, van fallecer a consecuencia de sus complicaciones. Es el primer eslabón de otros daños al organismo que se suman a la falta de movimiento.

“El 50 por ciento de pacientes con fractura de cadera por esta enfermedad pueden llegar a morir en los dos años siguientes al incidente… y en caso de fractura de la columna vertebral al año siguiente”, señaló Juan Carlos Pérez Barba, titular de la Clínica de Climaterio, Menopausia y Osteoporosis del Centro Médico Nacional de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

El especialista refirió que “mueren más mujeres adultas por fractura de cadera o columna que por cáncer de mama”, en un llamado a la población femenina a considerar ambos problemas de salud en sus revisiones anuales con el médico. 

La osteoporosis es la enfermedad del tejido óseo más frecuente. Se caracteriza porque los huesos pierden calcio y se van volviendo porosos  y frágiles, al grado de poder romperse sin necesidad de un  gran accidente. “Le dicen la enfermedad silenciosa, porque no causa dolor y no se detecta sino hasta que se fractura un hueso”, apuntó el especialista en entrevista con MILENIO.

El envejecimiento es uno de los factores que propicia la pérdida de este mineral. Se estima que en la tercera edad se pierde 1 por ciento de masa ósea por año; proceso que se acelera en las mujeres tras la menopausia, pues dejan de producir estrógeno, hormona femenina que incide en la reabsorción del calcio; por lo cual el padecimiento se presenta en cuatro mujeres por un varón.

“En México, seis de cada diez mujeres mayores de 60 años, es decir el 40 por ciento en esta edad tiene osteoporosis”, sostuvo el médico. Se estima que 70 por ciento de las mujeres con osteoporosis no ha sido diagnosticada; mientras que la posibilidad de sufrir una fractura por esta causa está presente en una de cada dos.

Pérez Barba señaló que además de la edad y sexo, otros factores de riesgo importantes son los antecedentes familiares (hijas de mujeres con osteoporosis tienen más posibilidades de desarrollarla también), el sedentarismo, la obesidad o delgadez extrema, ser de raza blanca (es mayor la prevalencia en la población caucásica y en segundo lugar la hispana) y la deficiente ingesta de calcio: las mujeres consumen la mitad de lo ideal: apenas 1.5 mg al día.

Entre los factores de riesgo modificables destaca el consumo de tabaco, café, alcohol y refrescos, que interfieren con los estrógenos y provocan la eliminación de calcio, aún en mujeres jóvenes. De ahí que la recomendación del experto es dejar de fumar por completo y reducir la ingesta de las citadas bebidas. En el caso del café, limitarse a una taza promedio por día. “Más de 200 mililitros de café causan irritación al intestino y esto impide absorber el calcio”, explicó. 

En víspera del Día Mundial de la Osteoporosis, que se conmemora cada año el 20 de octubre, el entrevistado invitó a prevenir la enfermedad atendiendo los factores de riesgo modificables: con una alimentación balanceada, la práctica regular de ejercicio (treinta minutos diarios), el aumento del consumo de calcio y asolearse diez minutos al día para favorecer la absorción de este mineral.

A partir de la menopausia es recomendable practicarse la densitometría ósea, para detectar la pérdida de masa ósea desde sus primeras manifestaciones. Cada año o dos, según los factores de riesgo, comentó Juan Carlos Pérez, tras añadir que una vez establecido el diagnostico, existen medicamentos que detienen el avance de la enfermedad y además ayudan a disminuir la probabilidad de sufrir una fractura. El tratamiento se complementa con una buena dieta y suplementos de vitamina D y calcio.


Claves

 

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por la disminución de la masa ósea y el deterioro de los huesos, que al volverse frágiles aumentan el riesgo de sufrir fracturas

Se estima que en el mundo la padecen hoy 200 millones de personas

Afecta principalmente a mujeres a partir de los 50 años, al perder estrógenos tras la menopausia. Sin embargo, también se presenta en varones en la tercera edad y puede ser secundaria a otros padecimientos

La enfermedad suele pasar desapercibida durante años hasta que se sufre una fractura

Las fracturas por osteoporosis más comunes son de la cadera, la columna y la muñeca. Las primeras dos suponen un riesgo de muerte, pues el paciente pierde movilidad y esto condiciona complicaciones que van afectando otros órganos

Algunas evidencias de osteoporosis son la disminución de talla, el encorvamiento y la debilidad de huesos (fracturas)

El diagnóstico es mediante un examen conocido como densitometría que mide la masa ósea 

El avance de la osteoporosis se puede detener con fármacos que evitan se siga deteriorando el tejido óseo

La osteoporosis se puede prevenir mediante:

Consumo suficiente de calcio y vitamina D

Seguir una alimentación balanceada

Hacer ejercicio físico regular

Asolearse diez minutos todos los días

Dejar de fumar

Disminuir el consumo de refrescos, café y alcohol

 

Fuente: OMS/International Osteoporosis Foundation/World Osteoporosis Day. Disponible en: http://www.worldosteoporosisday.org/about