Ratifican al director del bosque La Primavera

Junta de gobierno consideró que el desempeño de Marciano Valtierra Azotla fue adecuado; esquema contra incendios y fortalecimiento de inspección y vigilancia, lo más destacado.
En la actual gestión se desarrolló una aplicación para reportar incendios e incidentes importantes
En la actual gestión se desarrolló una aplicación para reportar incendios e incidentes importantes (Archivo)

Guadalajara

Terminaron la especulación y las "grillas" al interior de la junta de gobierno del organismo público descentralizado Bosque La Primavera; el pasado martes, 10 de enero, fue ratificado para un segundo periodo de dos años su actual director, Marciano Valtierra Azotla, al considerar que ha habido una consolidación institucional que se refleja en un esquema de combate de incendios único por su eficiencia a nivel nacional, un crecimiento del esquema de inspección y vigilancia y el sostenimiento del diálogo con los propietarios y ejidos del bosque, pese a la oposición que de origen manifestaron una buena parte de estos, a la constitución del OPD.

Los miembros de la junta analizaron el trabajo que ha salido adelante en el OPD, entre los cuales, hay datos de relieve: el presupuesto se ha consolidado en más de 19 millones de pesos al año, contra 15 millones que se aportaban en 2013; el fortalecimiento del modelo de atención a incendios tanto en el área protegida como en su periferia incluyó la conformación del Programa de Prevención e Inducción al Manejo Integrado del Fuego; la participación e informes permanentes en el Comité Estatal de Incendios; las reuniones sistemáticas con el Grupo Técnico Operativo, los recorridos permanentes y la estrecha coordinación con los municipios, el estado y la federación. Como efecto, la superficie siniestrada disminuyó en 95 por ciento si se compara el trienio 2014-2016 con 2011-2013, cuando ocurrió (2012) el segundo evento más desastroso que se tenga registrado, con 8,177 ha quemadas (MILENIO JALISCO, 25 de mayo de 2012), sólo superado por el fuego de 2005.

La lucha contra incendios en la actualidad incluye una nueva aplicación para teléfonos celulares que permite el flujo más rápido de información, lo que es vital para combatir los siniestros en un tiempo pertinente.

Esto se debe también destacar porque el área protegida tiene más visitantes que nunca. Según el análisis presentado, mientras en 2014 acudieron 110,204 personas, en 2016 se llegó a 173,916, lo que significa 60 por ciento más visitantes, incluidos unos 50 mil ciclistas; estas visitas suelen ser uno de los factores primordiales de los accidentes que derivan en incendios en todos los bosques mexicanos. Es decir, la educación ambiental la vigilancia y la legalidad han disminuido el peso de ese factor entre los componentes de deterioro.

Esto permite hablar de una segunda área que fue altamente valorada por la junta de gobierno: "el ordenamiento de la visita y el mejoramiento del cuerpo de vigilancia [...] se ha fortalecido la coordinación entre la Profepa [Procuraduría Federal de Protección al Ambiente], la Proepa [procuraduría estatal] y el OPD para la atención de hechos ilícitos de carácter ambiental en el interior del área".

De esto ha derivado un protocolo para la atención de delitos ambientales, el arranque de 18 procedimientos administrativos en materia de impacto ambiental y forestal dentro y en la periferia del bosque; la acreditación por la Profepa de tres comités de vigilancia ambiental participativa, con once guardabosques del OPD acreditados, y operativos de la Proepa y Zapopan con 48 personas, "además de la incorporación de 20 elementos de la Fiscalía General del estado para fortalecer los esfuerzos institucionales".

Otros aspectos evaluados positivamente tienen que ver con los proyectos productivos y el pago de servicios ambientales, que han permitido distender la relación complicada que se arrastra con pequeños propietarios y comunidades agrarias. Casi 10 por ciento de la superficie protegida recibe pagos y apoyos. Hay un amplio proceso de trabajo en otras áreas como conocimiento, investigación científica, elaboración de diagnósticos de largo plazo, planeación y difusión, capacitación, señalización, y en general, el fortalecimiento del OPD como ente que tiene a su cargo el destino del principal capital natural con que cuenta el área metropolitana de Guadalajara.

Claves

Los que tomaron la decisión

La Junta de Gobierno, órgano máximo del OPD, se integra como sigue:

Presidente, el gobernador de Jalisco

Vocales:

Los secretarios estatales de Planeación Administración y Finanzas, Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Desarrollo Rural, Infraestructura y Obra Pública
El presidente de la Comisión legislativa de Desarrollo Forestal del congreso local

Los presidentes municipales de Tala, El Arenal, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, Guadalajara, Tlaquepaque y Tonalá

El delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales

El director regional de Occidente y Pacífico-Centro de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas

El gerente en Jalisco de la Comisión Nacional Forestal;

El rector general de la Universidad de Guadalajara

Un representante de los ejidatarios, comuneros, sucesores de ejidatarios o comuneros, ejidos, comunidades, avecindados y jornaleros agrícolas con derechos en materia agraria sobre los predios al interior del área protegida y un representante de los propietarios de predios particulares

Un representante del Comité Ciudadano y un representante del Comité Científico

Secretario Técnico:
El director general del OPD