Hubo opacidad en proceso de LED, asegura empresa

“Yo me bajé de precio(…), ya es un tema más de ego”, director general de Pounce Consulting.

Guadalajara

Las inconformidades contra el proceso para adjudicar el cambio de alumbrado público a tecnología LED (Light- Emitting Diode) en Zapopan continúa, y Marco Araiza, representante de la empresa Lámparas Ahorradoras de Estado Sólido S.A. de C.V.; participante del concurso,  afirmó que el proceso en el que fueron elegidas Pounce Consulting y Sointe Soluciones está lleno de opacidad que provocan desconfianza, que orillan a pensar sobre un proceso dirigido. 

MILENIO JALISCO cuenta con copias de las bases del concurso de luminarias de Zapopan y Zapotlanejo. Ambas bases son idénticas en los requisitos solicitados por ambos ayuntamientos y sólo varía en las características técnicas; en ambos municipios el ganador fue la empresa Pounce Consulting.

“Cada municipio hace sus bases de acuerdo a sus necesidades. Y el que se hayan hecho iguales pues habla de que el proveedor les está pasando el borrador para que beneficien a su producto”, señaló Marco Araiza.

Para Roger Viera, director general de Pounce Consulting, la coincidencia de las bases de los municipios es porque se basan de lo que requiere el proyecto nacional de Eficiencia Energética de Alumbrado Municipal para que los gobiernos municipales puedan obtener un apoyo por 10 mdp o 15 por ciento del costo total a través del Fideicomiso del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía. 

“Por eso muchas de las bases son similares, porque se están basando en las bases de la Conuee (Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía) (…) Que tú tengas un producto que tiene todas las certificaciones y que el ayuntamiento quiera comprar el mejor producto por el mejor precio no significa que esté dirigida”, señaló.

Para la adjudicación del cambio de luminarias se han realizado tres concursos, el primero fue cancelado, el segundo fue adjudicado e impugnado por la compañía Sointe Soluciones y en el tercero, se eligió a esta última empresa y a Pounce Consulting.

Viera explicó que no es problema de su empresa que las otras competidoras participantes no tengan las mismas calificaciones y calidades a sus productos y agregó que con el objetivo de ganar dicho concurso bajó el precio de 5 mil 700 en el segundo concurso a 4 mil 700 en el último.

“Yo me bajé de precio para ganar esto, yo soy el fabricante, yo decido qué precio le pongo. Yo no quiero las lámparas de un competidor afuera de mi casa, así de simple (…) yo quería Zapopan, ya es un tema más de ego”, declaró el director general de Pounce Consulting. 

Pero el que se haya modificado el precio también abre nuevas sospechas. Marco Araiza comentó que durante la presentación de las propuestas de la segunda y tercera licitación se mantuvieron cerrados los sobres por lo que no se conocieron las propuestas económicas ni técnicas de los demás participantes.

“Pienso que al ser el proceso opaco sin transparencia hubo filtración de esas cotizaciones, como no se hicieron públicas en el momento (…) al no darse lectura, se presta a que alguien haya tenido acceso a esos precios”, dijo el que representa a la empresa Lámparas Ahorradoras de Estado Sólido S.A. de C.V.

Pero las irregularidades detectadas por dicha empresa no terminan, pues de manera curiosa, en el segundo concurso se calificó en conjunto con Pounce Consulting como las empresas que cumplieron todos los requisitos y en la última los dictámenes cambiaron y no han recibido una justificación por parte del ayuntamiento.

“Esta segunda licitación exactamente igual, no se modificó prácticamente nada de los requisitos técnicos y ahora en la dictaminación técnica resulta que nosotros no cumplimos y ellos sí”, comentó Marco Araiza, quien adelantó que su empresa estudia la ruta para interponer un recurso legal contra el concurso.

Al revisar la página de la Asociación de Normalización y Evaluación del Sector Eléctrico  (ANCE) no se encontró el registro de la certificación de la Nom-031ENERO-2012 que fue solicitada en la base de Zapopan y que en la segunda licitación sólo se entregó un escrito por parte de la empresa Pounce Consulting.