Jalisco busca ciudades seguras para mujeres y niñas

Es parte de la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible.
García Flores explicó que estos casos se vinculan a la Procuraduría de Niños, Niñas y la Familia para que ellos se hagan responsables del tratamiento psicológico de los pequeños.
Se busca un modelo de ciudades seguras para mujeres y niñas jaliscienses. (Haide Ambriz Padilla )

Guadalajara

Jalisco se encuentra en busca de un modelo de ciudades seguras para mujeres y niñas, con el cual cumplir su compromiso como gobierno local con este sector de la población y sumarse a la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible. Parte de esa búsqueda es el Foro “Ciudades Vivas, Mujeres Seguras: Retos y Desafíos para Transformar el Presente”, que se realiza el 18 y 19 de enero en esta ciudad.

Durante la inauguración del encuentro, María Nieves Rico, directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL, explicó el significado de apostar por este modelo de ciudad y cómo puede cambiar la vida de millones de mujeres, hoy excluidas y violentadas.

“Ciudades seguras viene acompañada por la preocupación de ciudades más inclusivas, de ciudades más igualitarias y por una demanda donde el derecho a vivir una vida libre de violencia en las ciudades esté acompañado por la justicia distributiva, por la autonomía económica y por la participación en la toma de decisiones que es, creo yo y creemos en la CEPAL, es la gran deuda que hay en el ámbito local”, subrayó.

La antropóloga social hizo énfasis en que las metas regionales se vinculan a la Agenda 2030 de la ONU, la cual plantea 17 objetivos para la erradicación de la pobreza con 169 metas en las esferas económica, social y ambiental, y en concreto al objetivo once: transversalizar en las ciudades un enfoque de igualdad de género; así como la meta sobre empoderamiento de mujeres y de niñas.

“Toda política por la igualdad es una política contra la violencia, por lo tanto, cuando hablamos de políticas contra el nivel de violencia en la ciudad, tienen que estar acompañadas de empoderamiento económico y participación de las mujeres”, dijo, tras invitar a emplear el más reciente instrumento en este rubro, que es la Estrategia de Montevideo (2016) que promueve políticas más innovadoras y creativas.

El mismo alude a cuatro nudos estructurales de conflicto, presentes en las urbes: la desigualdad económica, patrones culturales patriarcales, la injusta división social del trabajo y la concentración del poder y relaciones de jerarquía en el ámbito público, todos ellos alimento de la violencia contra las mujeres, dijo, tras celebrar la realización de este foro y su concreción en acciones y políticas públicas.

“Sin igualdad de género el desarrollo sostenible no será ni verdadero desarrollo ni sostenible”, afirmó la especialista.

GPE