Obras en Ocampo ponen en riesgo a peatones

Los transeúntes deben esquivar varillas, pozos, trabajos con cementos, entre otros.
Un peatón prefiere caminar por la avenida ante una obra de remodelación.
Un peatón prefiere caminar por la avenida ante una obra de remodelación. (Nadia Venegas)

Monterrey

Al realizar las obras de remodelación de banquetas, la avenida Ocampo, en el centro de Monterrey, se convirtió en todo un riesgo para peatones, quienes tienen que sortear vehículos para pasar por la zona.

Para los que deciden caminar por las banquetas, deber sortear varillas, pozos, trabajos con cementos, entre otras cosas, que en algunos tramos no está delimitado.

Por otra parte, también se tiene la opción de caminar sobre la zona de paso de vehículos, donde se corre el riesgo de ser atropellado.

Por las festividades de Semana Santa, durante el día se observó que familias enteras batallaban para llegar a la Macroplaza y a la Catedral, esto último como parte de la tradición católica de acudir a los templos religiosos.

La espera de camiones en esta calle también se dificulta, pues al estar cubierto con cartones, se afecta la visibilidad y hace que no se detengan las unidades de transporte público.

El problema se acentuó al estar ausentes elementos de Tránsito de la Secretaría de Seguridad y Vialidad de Monterrey, ya que los trabajos también invaden un carril de circulación por sentido, lo que complica aún más el paso de los transeúntes.

Las obras de la rehabilitación de la calle Ocampo las realizan tanto el Gobierno del Estado y el municipio regio.

Para la administración regiomontana comprenden unos 175 metros lineales, a los que se destinarán 10 millones de pesos que provienen de la contratación de deuda en su primera etapa.

Se contemplan además otros 24 millones de pesos de aportaciones y ejecuciones particulares, que serán la segunda parte del proyecto.

Como una tercera fase, que es también la última, se incluye una aportación del Estado, que comprende otros 19 millones de pesos que completan los 53 millones que se tienen presupuestados para el proyecto de regeneración de la vía.

En total se pretenden realizar trabajos tanto de remodelación, ampliación y hasta la adecuación de una ciclovía en 850 metros lineales, que van desde Zaragoza hasta Cuauhtémoc.