Jalisco ya "se casó" con cuentas alegres del IMTA

El gobierno estatal atenta contra la soberanía hídrica de la entidad, pues de facto, ha avalado el proyecto de trasvase a León, denuncia observatorio del agua
Río Verde a su paso por Loma Larga
Río Verde a su paso por Loma Larga (Agustín del Castillo)

Guadalajara

En el conflicto por el agua de Los Altos de Jalisco, el gobierno del estado juega, contradictoriamente, a tres bandas: primero, convalida la existencia legal y vinculante de un observatorio al cual no hace caso; segundo, contrata a una agencia de Naciones Unidas, la Oficina de Servicios para Proyectos (Unops) como una “tercería” para mejorar su toma de decisiones, aunque vulnere el espacio del propio observatorio; pero hay un tercero, y más preocupante: pide dar por buenos los estudios del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) de que sobran casi 140 millones de metros cúbicos en la cuenca, lo que hace irrelevante la contratación del organismo internacional.

“De este modo, está atentando contra la soberanía hídrica de Jalisco, suscribiendo un estudio lleno de cuentas alegres que no corresponde con la realidad; la realidad es que es una cuenca con tan poca agua, que la red de presas que tenemos nunca se llena, más que de forma esporádica”, advirtió esta mañana el coordinador del Observatorio Ciudadano del Agua, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez.

TE RECOMENDAMOS: Río Verde, el agua de las discordias

El también presidente de la asociación civil Conredes (Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable) destacó que ha quedado en la irrelevancia el trabajo de la Unops, por lo cual, lo congruente será desvincularse de ese contrato, “el gobierno de Aristóteles Sandoval ya tomó una decisión, se quedó con las cuentas alegres del IMTA y va a avalar el megaproyecto de trasvase de agua a León, es lógico”, señaló.

En sentido común, añadió, se debe rescindir el contrato, pero habrá que clarificar el tema de si realmente hay agua de sobra en la meseta alteña; “los mismos técnicos de la Comisión Nacional del Agua han cambiado de opinión; hace doce años convalidaron el argumento de que hay escasez, han mantenido políticas de veda con el acuífero por muchas décadas, y lo que yo les puedo decir es lo que viven en el día a día los productores, somos una región pecuaria y la falta de agua a veces es apremiante”, subrayó.

Márquez Gutiérrez anunció que se presionará para obtener respuestas formales a las recomendaciones que ha emitido el órgano colegiado, dado que no se ha honrado por parte del ejecutivo su papel como instancia de recomendaciones obligatorias, prácticamente por ninguna de sus dependencias, incluidas la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial y la Comisión Estatal del Agua.

SRN