Avanzan obras para solución vial de Mariano Otero y López Mateos

Comerciantes y automovilistas se quejan de la lentitud de la construcción.
Comerciantes precisan que la falta de señalamientos y semáforos complican la movilidad en la zona.
Comerciantes precisan que la falta de señalamientos y semáforos complican la movilidad en la zona. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

“Lo que se promete se cumple”, así dijo una comerciante que recordó el lapso de 45 días que la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) anunció para la primera etapa de los trabajos de la solución vial en Mariano Otero y López Mateos, cuyo plazo ya terminó y la circulación por los carriles centrales de López Mateos aún permanece cerrada.

Entre que terminan y no lo hacen, comerciantes y automovilistas de la zona se quejan de la lentitud de las obras y es que, cualquier día extra es un martirio para quienes atraviesan esas calles a diario. Les prometieron que la primera fase concluiría en 45 días, y ya van 52 y aún no lo hacen.

“Yo ya le veo un gran avance la cosa es que nomás no acaban, póngale que ahorita no es tanto el tráfico, pero entre semana se vuelve un caos”, señaló Jorge, comerciante de la zona.

Precisan que la falta de señalamientos y semáforos complican la movilidad.

“No solamente es el cierre, el problema mayor que le veo es que no se ve ni siquiera el agente vial, que se sabe que está porque se escucha su silbato pero uno no sabe para donde va, entonces hace que de todos lados se quieran meter”, dijo Diana Preciado, automovilista.

Por su parte, Gloria, encargada de un restaurante, aseguró que aunque son pocos días de retraso “sí se sienten” ya que cuentan los días para que finalicen las obras, puesto que también se ven afectados por los otros cierres de arterias.

Los vecinos señalan que las horas con mayor caos son de 8:30 a 11 de la mañana; de 2 a 4 de la tarde y de 7 a 9 de la noche.

“Tránsito todos los días por aquí, ando pasando como a las 9:30 de la mañana y ya de regreso como un 8, entonces me toca lo peor, hay veces sobre todo la semana pasada que me tocó quedarme parada fácil como unos 20 minutos”, enfatizó Gloria. 

Los trabajos que se desarrollan en el cruce son con la intención de agilizar el paso vehicular y disminuir los tiempos de traslado de los usuarios.

Como parte de la primera fase se realiza cambio de redes de agua potable por parte del SIAPA, reubicación de la línea de gas y cambios en el sistema de extracción del túnel.

Se estima que en menos de una semana, se pueda continuar con la segunda fase del proyecto en donde se trabajará dentro de la glorieta, se colocarán semáforos adaptativos, se adecuarán camellones, andadores y carriles de incorporación. Se prevé, concluyan las obras en el mes de noviembre.