Obra de Garza Sada y Alfonso Reyes, con 2 meses de retraso

La Secretaría de Obras Públicas de Monterrey ha atribuido esta demora a las lluvias.
Los trabajos en la zona continúan.
Los trabajos en la zona continúan. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Aunque se planeó su conclusión y entrega para el mes de diciembre de 2014, a la fecha, la construcción del paso a desnivel de la avenida Garza Sada y Alfonso Reyes no ha terminado por parte del municipio de Monterrey.

De acuerdo con información proporcionada por la propia autoridad municipal, la fecha de entrega estaba programada para diciembre de 2014, sin embargo no fue así.
En esa ocasión, la Secretaría de Obras Públicas de Monterrey, a cargo de Alberto Medrano, informó que el retraso se debía a la presencia de constantes lluvias, entre otras cosas.

Sin embargo ya pasaron casi dos meses y los trabajos siguen inconclusos, a pesar de que de manera adicional, se genera tráfico vehicular en la zona, ya que hay desviaciones sobre la parte baja de la joroba ya existente.

El congestionamiento, sobre todo en horas pico, se genera sobre la avenida Alfonso Reyes y también por Garza Sada.

El 13 de agosto iniciaron los trabajos de construcción del paso deprimido y de ampliación de un drenaje pluvial en el cruce de las avenidas Alfonso Reyes y Eugenio Garza Sada.

En esa ocasión, la alcaldesa Margarita Arellanes realizó el arranque simbólico de la obra, cuya inversión será de 180 millones de pesos del Fondo Metropolitano y recursos propios que beneficiarán directamente a poco más de 120 mil habitantes.

El puente deprimido contará con dos carriles de circulación en ambos sentidos; se colocará pavimento asfáltico, semaforización, señalización y alumbrado público.

Con la construcción de esta obra se permitirá reducir los tiempos de traslados de poniente a oriente y viceversa sobre la avenida Alfonso Reyes, así como reducir demoras y tiempos en las vueltas a la izquierda en el cruce con la avenida Eugenio Garza Sada.

El paso inferior que unirá directamente a la avenida Lázaro Cárdenas, con la avenida Revolución tendrá una longitud de 780 metros lineales con dos carriles de circulación por sentido.

El proyecto contempla una inversión de 133 millones de pesos para el paso a desnivel, y 46 millones para la habilitación de un drenaje pluvial en la colonia Más Palomas.