Obesos y prehipertensos, seis de cada 10 de niños de Cendis

Al aplicar exámenes médicos a 100 infantes se detectó que 60 por ciento tiene hígado graso y con tendencia a hipertensión, derivado de malos hábitos alimenticios.
Buscarán cambiar los hábitos alimenticios.
Buscarán cambiar los hábitos alimenticios. (Carlos Rangel)

Monterrey

Un estudio realizado en 100 niños de edad preescolar de los Cendis arrojó que 60 por ciento de ellos, a su corta edad, ya tiene hígado graso y prehipertensión, debido a los malos hábitos alimenticios.

Los menores de edad tienen sobrepeso y provienen de familias donde los padres también padecen obesidad, informó Guadalupe Rodríguez de Anaya, directora general de los Centros de Desarrollo Infantil.

“Quiere decir que estos niños, de no atenderse de manera inmediata, son propensos a sufrir a temprana edad en infancia o en la adolescencia, enfermedades catastróficas.

“Por lo general, en la familia obesa hay hijos obesos o los malos hábitos alimenticios de la familia se traducen en problemas de obesidad”, dijo.

Señaló que los padres deben procurar que sus hijos mejoren su alimentación para darles certeza de salud en el futuro.

“Los casos de obesidad, hoy por hoy, no impactan en el niño socialmente, más grandes, sí; ahorita tienen un buen desempeño escolar, son niños que alcanzaron indicadores de desarrollo buenos”, explicó.

Aunque ya en la adolescencia, el menor puede llegar a enfrentarse al acoso o “bullying” por parte de sus compañeros, añadió Rodríguez de Anaya.

Dentro de los Cendis, dijo, ya se tiene una estrategia de alimentación adecuada y rutinas de ejercicios para atender a  los menores que presentan sobrepeso.

 

“Mucha casualidad, atentados”

En otro tema, la directora de los Cendi consideró que es mucha coincidencia que se hayan presentado dos intentos de secuestro a empleados del plantel número 12, en San Nicolás de los Garza, donde a un lado del mismo, el municipio se ha negado a darles permiso para instalar una primaria bajo el esquema de esos centros educativos.

Guadalupe Rodríguez dijo que los empleados que sufrieron el intento de secuestro no han presentado denuncia formal, porque no confían en las autoridades.

“Es mucha la casualidad, no queremos culpar a nadie, porque luego al rato nos van a demandar de difamación, estamos diciendo el folklore que hay alrededor del Cendi 12.

“Curiosamente son 13 Cendis, y nada más alrededor del Cendi 12 estalló una bomba, hay dos intentos de secuestro y una negativa; no estamos diciendo nada absolutamente, pero pues…”

Explicó que el municipio es legalmente el propietario del terreno donde actualmente se quiere instalar la primaria, que sería en un edificio contiguo al del plantel que ha sido atacado.

“Pensamos que son hechos aislados, pero coincidentes con una situación que prevalece; si lo queremos dejar bien puntual y demandarle a las autoridades municipales que ya otorguen el permiso.

“El espíritu de ese edificio, que está instalado, funcionó 24 años como colegio particular, por qué no funcionar ahora como escuela pública, o es la escuela pública la que no se quiere o es la competencia que representa el Cendi para otras entidades educativas que están ubicadas en San Nicolás”, declaró.