Con obesidad 3 de cada 10 niños en el estado

El sobrepeso se refleja cuando una persona tiene mayor volumen de lo que se considera saludable según su estatura, mientras la obesidad se entiende como la ingesta alta de calorías y falta de ...

Puebla

En el estado de Puebla, tres de cada diez niños entre 5 y 22 años de edad tienen sobrepeso u obesidad, cifra considerada como “alta” ante las graves consecuencias que acarrea para la salud este estado físico y de nutrición.
El binomio sobrepeso-obesidad es casi igual de notorio en niños que en niñas en el rango de edad referido. Es mayor en zonas urbanas que en rurales y representa uno de los problemas más graves de salud pública tanto en Puebla como en el resto del país.
De acuerdo con los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), el 29.2 por ciento de los menores poblanos en edad escolar presenta exceso de grasa acumulada en el cuerpo o tiene un peso elevado.
El estudio elaborado en 2012 y avalado por la Secretaría de Salud federal, analizó datos de 594 niños y niñas en edad escolar a quienes se les realizaron mediciones de talla y peso, al aplicar los factores de expansión, representaron a una población de 918 mil 451 menores.
La muestra aplicada en zonas urbanas donde radican alrededor de 613 mil 373 escolares, reflejó que un 31.7 por ciento tiene exceso de grasa en el cuerpo o pesó más del indicador considerado como saludable.
En el caso de zonas rurales donde se consideró una población de 305 mil 078 niños, la combinación sobrepeso+obesidad se detectó en el 24.4 por ciento de los menores.
En la entidad, las prevalencias de sobrepeso y obesidad fueron de 18.6 y 10.6 por ciento respectivamente, menor a lo reportado a nivel nacional donde se detectaron indicadores para este grupo de edad de 19.8 y 14.6 por ciento, en ese orden.
Si bien la prevalencia de sobrepeso en localidades urbanas se mantuvo en 20 por ciento de 2006 a 2012, en zonas rurales el indicador ascendió de 12.6 a 14.9 por ciento en los últimos siete años.
Según especialistas del Hospital Universitario de Puebla, el sobrepeso se refleja cuando el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura, mientras la obesidad se presenta con el transcurso del tiempo con la ingesta de calorías, consumo de alimentos ricos en grasas y falta de actividad física.
Este problema aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres.
El índice de sobrepeso y obesidad en Puebla es menor o similar comparada con el Estado de México (36 por ciento), Distrito Federal (35.2),  Morelos (34.6), Tlaxcala (32.5), Querétaro (32.3) e Hidalgo (30.0), que integran la región centro del país.
En el caso de los menores de cinco años de edad, el 8.3 por ciento en el ámbito estatal tuvo sobrepeso.
Mientras que a nivel nacional las prevalencias en menores alcanza a alrededor de 5 millones 664 mil 870 niños con sobrepeso y obesidad. El análisis de tendencias indica que estas cifras no han aumentado en los últimos seis años y que la prevalencia se ha mantenido sin cambios de 2006 a 2012.

ESTRATEGIAS PARA COMBATIR EXCESO DE PESO

Para contrarrestar los indicadores de sobrepeso y obesidad, la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el estado implementó una serie de programas que incorporan actividad física y alimentación saludable.
La dependencia publicó una lista de alimentos, cuya venta está restringida en las más de 11 mil escuelas de la entidad, como productos con alto contenido calórico, en sal y grasas y refrescos.
Según la norma establecida, las cooperativas y tiendas escolares deben ofrecer alimentos saludables que contribuyan al logro de una dieta correcta como verduras y frutas, agua simple potable a libre demanda; productos elaborados con cereales de grano entero o de harinas integrales.
Asimismo se recomiendan pequeñas cantidades de alimentos de origen animal o leguminosas, nulas o muy pequeñas cantidades de aceites vegetales y variar preparaciones que incluyen: tortas, sándwiches, quesadillas o tacos.

ADOLESCENTES OBESOS

En el caso de los adolescentes, 36 de cada 100 reflejan exceso de peso y signos de obesidad, cifra 9.6 puntos porcentuales mayor a la encontrada hace seis años.
Este volumen se eleva a 40 de cada 100 para las mujeres adolescentes que radican en la entidad, mientras que en varones abarca al 32.5 por ciento, detalla la ENSANUT, al tiempo que resalta la importancia de desarrollar estrategias de prevención y promoción de la salud que incluyan a este grupo poblacional.
Mientras en 2006 el 26.7 por ciento de los adolescentes hombres y mujeres en Puebla, presentó sobrepeso más obesidad (S+O), para 2012 la cifra ascendió a 36.3 por ciento.
Incluso, la prevalencia S+O en adolescentes poblanos es mayor a la reportada para 2012 en el ámbito nacional de 35 por ciento.
Para los adolescentes poblanos que habitaban en localidades urbanas, la cifra de sobrepeso más obesidad pasó de 31.3 por ciento en 2006 a 40.7 por ciento el año pasado, en tanto para los habitantes de localidades rurales la cifra representa actualmente el 26.1 por ciento.

FRENTE AL TELEVISOR

En relación a la actividad física en el estado, un elevado porcentaje de adolescentes (51.6) es inactivo o moderadamente activo, mientras que el 58.6 por ciento de los jóvenes de 15 a 18 años de edad, destina más de dos horas diarias a estar frente a una pantalla de televisión.
La cifra se eleva a 66.9 por ciento para el rango de edad de 10 a 14 años, lo que es similar al promedio nacional de adolescentes que pasa un máximo de dos horas frente a una pantalla.
Para esta submuestra se obtuvo información de 115 niños y adolescentes que representaron a una población de 630 mil 536 individuos.
De los encuestados, el 64.8 por ciento reportó no haber realizado actividad alguna de tipo competitivo durante los 12 meses previos al diagnóstico, en tanto que el 33.1 por ciento informó haber cumplido con la recomendación de pasar máximo dos horas diarias frente a un dispositivo.

REPUNTE ENTRE ADULTOS

El sobrepeso y la obesidad resultan un problema de salud pública en el estado que afecta a seis de cada diez hombres y a siete de cada 10 mujeres mayores de 20 años, indicador similar a lo reportado en el ámbito nacional.
La evaluación del estado nutricio de la población en este rango de edad revela que la prevalencia de sobrepeso y obesidad en hombres es de 71.1 por ciento y en mujeres de 74.5 por ciento.
En los últimos seis años se observó un incremento de 58.8 por ciento en la prevalencia de obesidad en el caso de los hombres y un incremento de 15.9 por ciento en el caso de las mujeres.
Por lo tanto, destaca la ENSANUT, intervenir sobre los factores de riesgo que inducen la obesidad en la población adulta debe ser una prioridad al planificar acciones y políticas para su prevención y control.
Mientras que un 70.7 por ciento de los adultos son considerados como activos conforme a los criterios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), gran parte de la población es inactiva o moderadamente activa (20.1 por ciento).
De este grupo de edad el 49.0 por ciento destinó más de dos horas diarias para estar frente a una pantalla.
Especialistas indican que atenuar esta tendencia es importante porque la obesidad repercute en la salud y el desempeño a lo largo de la vida. Aunque una persona cumpla con las recomendaciones de acción física no implica menor tiempo destinado a actividades sedentarias el resto del día, aspecto que se ha relacionado con el desarrollo de enfermedades crónicas como obesidad, diabetes mellitus e hipertensión, además que genera costos directos e indirectos para la nación.