Frausto destaca en la Nuevo Progreso

Ricardo Frausto y Gerardo Adame reclaman un lugar en la segunda parte de la temporada que se disputa en la plaza de toros Nuevo Progreso.
Ricardo Fraustro se llevó una oreja conquistada a base de coraje.
Ricardo Fraustro se llevó una oreja conquistada a base de coraje. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

No había lugar para medias tintas, era la tarde de todo o nada. Y hubo quien apostó por nada, pero en el caso de los toreros de Aguascalientes, Gerardo Adame y Ricardo Frausto, llegaron decididos a reclamar un lugar en la segunda parte de la temporada en la Nuevo Progreso, esa que comienza en febrero y que se caracteriza por reunir a los nombres taquilleros.

El primero que dejó claras sus intenciones fue Gerardo Adame, quien con el único argumento del valor y la temeridad, le pegó un escalofriante quite por gaoneras y saltilleras a su primer toro de Real de Saltillo. Más tarde, con la muleta siguió en el mismo camino, pero su labor no fue suficiente para conquistar algún trofeo.

La primera condecoración la obtuvo Ricardo Fraustro, quien se llevó una paliza al recibir de capa a su primero, pero lejos de claudicar, todo maltrecho, protagonizó una faena de muleta llena de entrega, sin importarle lo peligroso del astado. Una oreja conquistada a base de coraje.

La réplica la dio Gerardo Adame, quien hilvanó series de derechazos arrancados a base de tesón y de ponerse cerca de los pitonos. No podía ser de otra manera y fue cogido por el toro, pero sin preocuparse siguió en un trasteo de poco clasicismo, pero de mucha entrega. Otra oreja ganada a ley.

Por su parte, el tapatío Oliver Godoy se mostró solvente en la técnica y en el oficio, pero sin repercutir en el público. No se subió a la batalla.