Se pronuncian por nuevas estrategias frente a tuberculosis

Concluye hoy la 47 Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar, con anuncio de acciones para avanzar hacia la eliminación de la enfermedad.

Liverpool

Dar fin al sufrimiento que para cientos de miles de personas significa vivir con tuberculosis en pleno siglo XXI, es la motivación que reunió a cerca de 3 mil delegados de todo el mundo en la ciudad de Liverpool, Reino Unido, para sumarse desde sus distintas trincheras al combate de esta enfermedad, que hoy por hoy causa más de 10 millones de contagios nuevos en el mundo, y alrededor de un millón y medio de muertes… pese a ser un padecimiento totalmente curable.

De hecho, la tuberculosis (TB), vieja compañera de la humanidad, a la cual ha atacado desde hace centurias, actualmente es la causa infecciosa que provoca la mayor mortalidad en todo el orbe, por encima de la pandemia del VIH-sida y otras infecciones virales o bacterianas.

La falta de acceso a servicios médicos para el diagnóstico y tratamiento, las terapias inadecuadas o interrumpidas y el desconocimiento de casos, se confabulan para mantenerla en tan deshonroso primer sitio, del que expertos la tratan de desbancar.  En tal esfuerzo se llevó a cabo en este puerto la 47 Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar, que este año puso énfasis en la resistencia a los medicamentos antituberculosos.

De acuerdo a cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2015 unas 580 mil personas fueron resistentes a una o más drogas de las que se usan en el tratamiento estándar de la Tb y que en condiciones normales permiten la cura en seis meses. No para este medio millón de seres humanos, quienes sufrieron complicaciones severas de la enfermedad, que los llevó a estancias hospitalarias largas y a muchos a la muerte. La resistencia bacteriana ha sido reconocida como una “crisis de salud pública” por la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre pasado.

Pese a este panorama, el ejército de médicos expertos, científicos y activistas aquí reunidos apuestan por ganar la batalla a la Tb. Uno de ellos, es el neumólogo José

Antonio Caminero Luna, coordinador de la Unidad de Multidrogorresistencia de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares (La Unión), quien en entrevista con MILENIO habla sobre los desafíos pero también de los pasos que los países del mundo deben seguir frente a la resistencia bacteriana en el caso concreto de la Tb.

En principio, el especialista advirtió que la multidrogorresistencia es bastante nueva (frente a la edad de este mal). Explicó que la tuberculosis siempre debe ser tratada con al menos tres de los cuatro medicamentos que existen para el tratamiento estándar. Los tres o cuatro compuestos contenidos en una misma pastilla. “De lo contrario el bacilo de Koch que produce la Tb, se va a volver resistente”, resaltó.

De los cuatro fármacos en cuestión es uno el que marca el pronóstico del paciente: la rifampicina. “Un paciente sensible a la rifampicina es fácil de tratar. Un paciente con resistencia a la rifampicina es un paciente difícil de tratar. La tuberculosis multirresistente (TB-MDR) es cuando además de la rifampicina se es resistente a la isoniacida”, detalló. Este último es  otro fármaco importante a nivel mundial para tratar todos los tipos de Tb, pero el marcador de alerta en todo caso es la rifampicina.

La mutirresistencia a los medicamentos no es gratuita. Mientras la alta tasa de mortalidad por Tb hizo que de 1943 a 1963 se invirtiera en programas antituberculosis, la caída drástica de casos en los países desarrollados provocó que estas naciones se olvidaran de la enfermedad e incluso la consideraran eliminada. “No fue así. En este periodo se descubrieron once medicamentos para tratar la enfermedad, entre ellos se descubre la rifampicina en 1963. Después los países ricos dejaron de invertir en Tb y en 50 años no se descubrió nada, hasta 2013 la bedaquilina”, apuntó el entrevistado.

Caminero Luna resaltó que un parteaguas en el combate a la TB-MDR lo supone el escrutinio de la sensibilidad a los fármacos, mediante una técnica muy sencilla que consiste en tomar una muestra de esputo (secreción de la garganta o los bronquios que se escupe en una expectoración) y analizarla bajo una lámpara especial de luz que detecta la carga bacteriana (la Mycobacterium tuberculosis) pero a la par el lugar donde se mata a la rifampicina.

“En conclusión, en dos horas, mediante una prueba que no es dolorosa, se sabe si hay resistencia y, por lo tanto, el tratamiento que debes de dar”, sostuvo el galeno.

Es por ello que la pugna, en todos los países, incluido México, debe ser porque todos los pacientes diagnosticados por Tb se sometan a esta prueba, la cual tiene un costo de 10 dólares promedio. Nada al comparar el costo de tratar TB MDR, la hospitalización y el sufrimiento para el paciente y su familia.

Cabe recordar que una cuarta parte de la población tiene Tb en forma latente. Esto significa que cualquier persona puede infectarse con la bacteria que causa la tuberculosis, pero no desarrollar la infección (tuberculosis activa). De las personas infectadas con la bacteria de la tuberculosis, alrededor del 10 por ciento van a desarrollar Tb activa.

Si se detecta resistencia a la rifampicina, el paciente tiene otras opciones de cura, con al menos ocho fármacos (quinolonas) a la cabeza la moxifloxacina o la levofloxacina, ambas disponibles en México. El esquema, enfatizó el doctor Caminero, debe incluir además otros medicamentos, en este caso inyectables de segunda línea (garamicina).

En todo caso, el mensaje del experto es alentador: “Nunca hay que dar a un paciente por incurable, jamás”.

El mejor ejemplo está en las voces de pacientes tratados por Caminero Luna y otros médicos, que se recopilan en el libro Vencedores, imágenes y testimonies de 24 sobrevivientes de TB-MDR y TB-XDR (ultrarresistente), presentado en la 47 Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar. Son personas de varios países, entre ellos México con el que José Antonio colabora desde hace más de veinte años.

Efectivamente, el seguimiento y soporte a los pacientes con multirresistencia es vital, ya que presentan efectos secundarios a estos fármacos potentes (vómito, pérdida de peso, depresión y algunos más). Una línea de combate a la Tb en la cual se trabaja en paralelo (ver nota aparte).

Caminero asegura que su optimismo no es exagerado y prevé que de continuar la suma de esfuerzos, mediante la sensibilización de gobiernos y autoridades sanitarias, se avanzará hacia el objetivo propuesto por la OMS: la reducción de 90 por ciento de casos de la enfermedad en 2035 y la eliminación de la tuberculosis en 2050.

RUMBO A GUADALAJARA 2017

Guadalajara, capital de Jalisco, será la sede de la 48 Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar, que se llevará a cabo en octubre de 2017. Paula Fujiwara, directora científica de La Unión, comentó en entrevista la importancia que reviste llevar a cabo esta evento en México, no solo por cuestiones de logística, sino por el impulse que significará a los programas nacionales de tuberculosis tanto de este país como de la región de América Latina.

En México se presentan cerca de 15 mil casos nuevos casos de tuberculosis pulmonar al año y unas  dos mil defunciones por esta causa, pero la entrevistada destaca el caso especial que está teniendo en ciertas regiones de este país la presencia de casos de tuberculosis contagiada por bovinos, como sucede en granjas de algunas pequeñas comunidades, como la población menonita al norte.

También destacó evidencia de la infección en personas de origen latino, por lo cual tras el llamado de la OMS a atajar esta forma de tuberculosis, que se contagia al humano a través del consumo de leche o quesos frescos no pasteurizados será muy importante, recalcó.

El centro de convenciones Expo Guadalajara albergará esta Conferencia Mundial a celebrarse del 11 al 14 de octubre de 2017, donde se prevé también la participación de 3 mil a 4 mil delegados de cien países. Dicha edición estará enfocada al control del tabaco, asunto de gran interés para Latinoamérica, después de que en julio de este año, Uruguay venciera en tribunales a la tabacalera Philip Morris, tras una batalla de seis años por regular las marcas comerciales, empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco, un hito relevante en la lucha mundial contra el tabaquismo.

El programa científico de Guadalajara también abordará los últimos avances en la lucha contra la tuberculosis, el VIH y las enfermedades no transmisibles.

Claves

Sobre la enfermedad

• El pasado 13 de octubre, la OMS publicó nuevos datos sobre la epidemia mundial de tuberculosis

• El informe reconoce a la tuberculosis resistente a los medicamentos como una "crisis"

• 10 millones de casos nuevos en el mundo

• 1.5 millones de muertes

• 580 mil personas se enfermaron de tuberculosis resistente a los medicamentos en 2015

• 100 mil personas desarrollaron tuberculosis resistente a la rifampicina (uno de los cuatro fármacos base del tratamiento estándar)

• 480 mil personas desarrollaron resistencia al menos a otros fármacos además de la rifampicina

• En septiembre de 2016, la Asamblea General de la ONU emitió una declaración comprometiéndose a tomar medidas en todo el mundo contra la tuberculosis resistente a los medicamentos

• La declaración reconoce que la resistencia a los antibióticos "es la mayor y más urgente crisis de riesgo global"

• En México se presentan cerca de 15 mil casos nuevos casos de tuberculosis pulmonar al año

• Hay dos mil defunciones por esta causa en México

Acerca de la Unión

• Es una organización científica mundial nacida en el año 1920, con sede en París

• Apoya soluciones a problemas de salud pública que afectan a las personas que viven en pobreza: tuberculosis, VIH-sida, enfermedades relacionadas con el tabaquismo, tras enfermedades pulmonares y enfermedades no transmisibles

• Tiene cerca de 17 mil miembros activos en más de 140 países, y once oficinas en África, Asia y el Pacífico, Europa, América Latina, América del Norte y Asia Sudoriental