Advierten despersonalización de la comunicación

"Si son correctamente utilizados, no tienen porque implicar algún tipo de trastorno", indicó el psicólogo Rodrigo Jurado.

Torreón, Coahuila

Existe un grado de despersonalización en la comunicación al utilizar teléfonos celulares o tecnologías como las redes sociales, indicó el psicólogo Rodrigo Jurado. La interacción es bastante diferente, más diversa que la que se tenía por ejemplo al comienzo del uso de estas modalidades telefónicas.

"Sin embargo, si son correctamente utilizados, no tienen porque implicar esta despersonalización o algún tipo de trastorno", indicó.

El uso de los teléfonos inteligentes sin embargo, para personas que puedan ya contar con algún tipo de problema de relaciones interpersonales, usar estos equipos de telefonía, puede ocasionar que para ellos sea una especie de vía de escape para encubrir su realidad y la capacidad de entablar una relación real con otras personas.

Permite ver la calidad de persona que es el usuario, y potencializa el ser del mismo. Si se usa por ejemplo solo para jugar, el uso no es bueno.

Para trabajar, o entablar comunicación con otras personas, es otro uso que es de hecho el que tienen marcado estos aparatos.

También al ser objetos más accesibles, se permite una mayor invasión a la privacidad, por ejemplo con el famoso Whatsapp, pues anteriormente para desconectarse del mundo, bastaba con descolgar la línea y nadie se preocupaba por eso.

"Se convierten en un instrumento más invasivo de la privacidad. Ahora es más difícil cada vez encontrar estos espacios íntimos donde la gente puede recrearse también en su intimidad o su soledad que se puede ver perdida con este tipo de comunicaciones que se puede desvirtuar, convertirse en algo banal o inútil", indicó.

También puede distanciar más a las personas al momento de no contar con matices o gestos para aderezar la charla entre personas que usan las tecnologías de última generación.

Estos artículos también se han convertido en una especie de símbolo de estatus, pues quienes pueden comprar estos aparatos de precio alto, los compran.

Pero no solo eso, sino que también las facilidades que se dan en la cuestión de pagos, deja que la gente de menos ingresos tenga este tipo de aparatos.