Retraso de la nueva terminal de Tepa está costando miles de pesos

Los opositores atribuyen la tardanza de las obras a las “chuecuras” que hay en torno al nuevo proyecto.

Tepatitlán

Regidores y dirigentes de Movimiento Ciudadano señalan que el retardo de la construcción de la nueva central camionera de Tepatitlán está costando miles de pesos al municipio y que han sido una serie de irregularidades y “chuecuras” no aclaradas las que no han permitido que en más de seis meses aún no se ponga ni la primera piedra de lo que será el nuevo edificio.

 

Alfredo Padilla Gutiérrez, presidente del comité de MC en Tepatitlán, acompañado de Enrique Vargas Soto, regidor del mismo por este municipio, informaron que el proyecto de la nueva terminal de autobuses se encuentra viciado y por eso no ha podido comenzar a construirse, sin embargo en todo este tiempo se ha perjudicado económicamente al municipio y algunos particulares.

 

Padilla Gutiérrez precisó que desde el 1 de enero de este año se comenzarían los trabajos, para lo cual se desalojaron seis dependencias municipales que tenían sus oficinas en la actual central camionera y trasladarlas a un centro comercial, cuya renta total está costando más de 30,000 pesos mensuales al erario, por lo que al día de hoy se habrán desembolsado ya más 210,000 pesos, mientras que los espacios desocupados siguen sin ser tocados, pues todavía no inician los trabajos de las nuevas instalaciones.

 

“Además, el municipio contrató a una empresa de Guanajuato un estudio de viabilidad de la nueva terminal, con un costo de 275,000 pesos, sin embargo en las conclusiones de dicho estudio sólo se señala que el Grupo Impulsa (la Asociación Público-Privada -APP- que pondrá los recursos para la obra) no proporcionó la información solicitada y por lo tanto no se puede determinar la viabilidad”, lamentó el líder de MC en Tepa.

“Pagamos 275 mil pesos para que nos digan que la APP no dio información y no se puede hacer el estudio, esto no es algo serio, parece que estamos jugando o hay alguna transa por ahí”, agregó el líder partidista.

 

En cuanto a los perjuicios a particulares, los de MC explicaron que los tianguistas que fueron desplazados de la central a principios de año con el argumento de que ya comenzarían los trabajos, han visto disminuidas sus ventas desde entonces, pues fueron cambiados a un costado del Núcleo de Feria, pero el aforo de visitantes ya no ha sido el mismo desde entonces.

 

Por su parte, Enrique Vargas Soto refirió que apenas en la pasada sesión de cabildo, celebrada este jueves por la mañana, se aprobó el reglamento para la operación de la nueva central y que era, según el alcalde Jorge González Arana, lo que detenía el inicio de la construcción.

 

Vargas Soto argumentó que a los regidores apenas les llegó la iniciativa para aprobar el nuevo reglamento, por lo que apenas se votó a favor y atribuyó la tardanza a que las autoridades “debían tener todo armado antes de que se diera a conocer públicamente y lo aprobara el cabildo”.

 

Luego de lo expuesto, tanto Padilla Gutiérrez como Vargas Soto aseguraron que pedirán la renuncia de Patricia Pérez Martínez, encargada de la Jefatura de Gestión Pública de Tepatitlán, ya que la culpan de todas las anomalías que han envuelto el tema de la nueva terminal de camiones.