Por las nubes, el kilo de carne en la zona

Introductores de ganado en la zona afirman que el alza se debe a que las reses locales no tienen el peso suficiente, por lo que seguirá subiendo. Registran pérdidas del 50%.
Los carniceros han tenido bajas ventas y esperan siga el alza.
Los carniceros han tenido bajas ventas y esperan siga el alza. (PRCILIANO JIMÉNEZ)

Tampico y Ciudad Madero

El precio de la carne aumentó esta semana 33 por ciento, el kilo de novillo en este momento alcanza 143 pesos, mientras que el de res está en 120 pesos y seguirá subiendo.

Los introductores afirman que se debe a que están comprando los animales fuera de la zona, pues los que aquí están bajos de peso y no sirven para comercializarlos.

Sara Silva, introductora de ganado, explicó que esta semana se incrementó el precio de la carne a la venta, debido a que el costo de los animales se elevó para los introductores, pues la están comprando fuera de la zona.

Explicó que ellos de forma normal compran los animales en Altamira y en Aldama, sin embargo en este momento los animales de la zona están muy bajos de peso, lo que los ha obligado a tener que buscar animales en Zacatecas y el norte de Veracruz, lo que eleva el precio final del producto.

“Yo vendo carne no hueso, y los animales de Altamira y Aldama tienen bajo peso, por eso los estamos comprando fuera, y por ello ha tenido un aumento el precio de la carne por encima del 33 por ciento”.

Dijo que por el incremento que fue arriba del 30 por ciento, es por ello que en este momento la carne de novillo, por ejemplo, se puede encontrar en 143 pesos el kilo, cuando la semana pasada estaba en 110, y la carne de res está en  120 pesos.

Consecuencia de la situación se espera que el costo de la carne tenga otro desliz en los siguientes meses, de por lo menos otro 20 por ciento, y así seguirá hasta que el peso de los animales en la zona sur se regularice.

Asimismo la venta de carne de res en Ciudad Madero ha disminuido entre el 40 y 50 por ciento, lo que ha afectado a 300 carnicerías establecidas que le han atribuido la situación al incremento en el precio de la carne de res, aseguró el Gremio Unido de Trabajadores del Rastro.

Las ventas de productos cárnicos en la urbe petrolera se han desplomado entre 40 y 50 por ciento, reportó Francisco Javier Bello Castillejo, dirigente del Gremio Unido de Trabajadores del Rastro en la urbe petrolera.

“El kilo de carne en los primeros meses del año estaba entre 110 y 120 pesos por kilo, ahora el precio de carne está en 140 a 145 pesos el kilo”, remarcó, el representante de las carnicerías y es un aumento que se ha registrado desde los últimos dos meses.

Esto ha ocasionado que quienes se dedican a la venta de carne en Madero disminuyan hasta en un 60 por ciento la compra de carne, ya que si antes compraban dos reces y media, ahora apenas se animan a comprar una res.

“El canal estaba a 46 o 48 y ahora está en 58 pesos, diez pesos más que ha subido en dos meses”, lo que ha ocasionado que el precio aumente y que las ventas en el sector se desplomen de una manera preocupante.